El piloto de Cervera se lleva su sexto título mundial y su cuarta corona de la clase reina, convirtiéndose en el más joven en lograr una hazaña similar.

Marc Márquez (Repsol Honda Team) es ahora seis veces campeón del mundo después de un dramático #FinalShowdown. Lograr la corona de MotoGP ™ por cuarta vez en cinco años hace que sea una tasa de éxito del 80% para el de Cervera, que sigue sumando en los libros de récords y ha ganado su título número seis en Valencia.

A fines de 2015, Márquez perdió el título de Campeón del Mundo por primera y, hasta ahora única vez, desde que llegó a MotoGP ™.

En 2016, el número 93 lanzó un nuevo asalto al Campeonato y lo logró y en 2017 ha combatido igualmente y se ha hecho con el control. Seis triunfos parciales en la temporada antes de ser confirmado como Campeón hacen una buena lectura del campeonato, antes de un podio en la ronda final.

Márquez, con 15 años, hizo su debut en el Campeonato Mundial en 2008, y aunque su temporada de novato fue reducida por culpa de una lesión, llegó a los titulares al lograr un resultado en el podio en Donington Park. Obtuvo otro podio en 2009, antes de convertirse en Campeón del Mundo de 125 por primera vez en 2010 ganando diez de las últimas 14 carreras del año.

Pasó a la categoría de Moto2 ™ en 2011. Tuvo un inicio de temporada muy difícil pero acabó ganando siete carreras e hizo un increíble podio en Phillip Island saliendo desde el 38º en la parrilla. Sin embargo, una caída en los entrenamientos del Gran Premio de Malasia puso fin a sus posibilidades esa temporada, y se vio obligado a permanecer al margen con serios problemas con su vista. Sin saber si el problema podría resolverse, Márquez tuvo una temporada difícil incluso con su carrera puesta en duda hasta que la cirugía pudo corregir el problema. Volvió a la pista en 2012, y se llevó el Campeonato Mundial de Moto2 ™ con superioridad, incluyendo una impresionante victoria desde la parte posterior de la parrilla en el final de la temporada.

Luego llegó el momento de la graduación y el campeón de la clase intermedia pasó a MotoGP ™. Con un podio en Catar y ganando su segundo Gran Premio en el Circuito de las Américas, Márquez se convirtió en el piloto más joven en lograr el título mundial de la categoría reina de MotoGP ™, gracias a una temporada de debut verdaderamente increíble. También se convirtió en el primer campeón mundial novato de la máxima categoría en 35 años.

La campaña de 2014 vio a Márquez elevar el listón al obtener diez victorias consecutivas en las primeras diez rondas de la temporada, y culminó con el título en Japón en el Twin Ring Motegi por primera vez: en la casa del fabricante Honda.

2015 comenzó bien, con una victoria en el GP de las Américas y el número 93 buscando defender su corona. Pero demasiadas caídas y puntos perdidos cuando las Yamaha de Valentino Rossi y Jorge Lorenzo ganaron tracción y se vio a Márquez fuera de la competición cuando aparecieron los reveses. Una sorprendente victoria en Phillip Island hizo que Márquez volviera al primer escalón tras obtener la victoria en una de las mejores carreras de todos los tiempos, pero en Sepang no acabó y en Valencia fue testigo privilegiado de la coronación de Lorenzo pues acabó segundo en el Ricardo Tormo.

La estrategia se modificó en 2016, ya que Márquez pilotó para ganar el título en lugar de ganar la mayoría de las carreras. Eso lo llevó a llevarse la corona en casa de Honda, en Motegi, como lo hiciera en 2014. Las victorias en Texas, Argentina, Alemania y Aragón le dieron al español 52 puntos de ventaja antes del GP de Japón, y llegó allí como el único piloto que sumó en cada carrera.

2017 no ha sido igual, pero el resultado es el mismo: una increíble sexta corona.

Comenzó el año fuera del podio en Catar y luego con un cero en Argentina. Texas fue donde Márquez ganó por primera vez algo de tracción, y consiguió la pole y victoria. A eso le siguió un podio en Jerez, antes de lo que parecía ser un desastroso tercer abandono de la temporada en Le Mans. Después de un duro Mugello que vio a su rival clave, Andrea Dovizioso, llevarse una sorprendente victoria como local, Márquez sumó dos podios y un cero por un problema mecánico en Silverstone, pero incluyó sendas victorias consecutivas en Sachsenring y Brno. Una de esas carreras fue un impresionante duelo en el Red Bull Ring con Dovizioso, que se incluirá en los libros de historia motociclista, aunque esa victoria se la anotó Andrea.

Después de que Dovizioso ganara su cuarta carrera del año en Silverstone, Márquez le devolvió el golpe en la siguiente, en Misano y, nuevamente en Aragón. Pero su rival italiano estaba lejos de haber claudicado. Phillip Island vio a Márquez extender su ventaja en los puntos al ganar el GP de Australia en un mal día de Dovi, pero en Malasia desaprovecho su primer mach ball. Dovizioso ganó bajo la lluvia y Márquez quedó cuarto así que el desenlace se aplazó hasta hoy, en Cheste. Pero el italiano necesitaba la victoria y a Márquez le valía sólo con terminar undécimo o mejor siempre y cuando Dovi ganara.

En ésta dramática carrera final, Márquez casi se cae (hizo una salvada de “las suyas”), más tarde volvió a salirse de la pista de nuevo y se reincorporó detrás de Dovizioso, pero el italiano se cayó y tuvo que dar por finiquitada la carrera y el Campeonato. Luego, con un poco más de calma, el de Cervera fue capaz de rehacerse y pasó bajo la bandera a cuadros en la tercera posición final tras su compañero Dani Pedrosa que arrebató la victoria a Johann Zarco en la última vuelta.

Márquez escribió otro deslumbrante capítulo en su propia historia y en la del deporte con cuatro coronas de la máxima categoría en cinco años para un total de seis coronas mundialistas.

MARC MÁRQUEZ declaró al acabar la carrera:
“Estoy viviendo un sueño. Seis títulos son palabras mayores. La verdad es que estoy verdaderamente contento, porque hemos trabajado mucho este año y hoy la carrera ha sido muy intensa y emocionante, un poco ‘estilo-Márquez’. He cometido un error, pero también he hecho mi mejor ‘salvada’ del año. A partir de ese momento, sólo he intentado terminar la carrera en una buena posición. Lamento que Andrea [Dovizioso] no haya terminado la carrera, merecía hacerlo. Ha hecho una temporada increíble y hoy me hubiera gustado tenerle en el podio conmigo. La clave de este año ha sido nuestra mentalidad. En nuestro mundo es muy importante ser positivo y mantener la motivación durante los momentos difíciles. Nos pasaron algunas cosas al principio de la temporada, pero cuando encontramos el camino a seguir para solucionarlas, todo fue mejor. Felicito a Honda y a todo el equipo Repsol Honda por la triple corona. Es un logro increíble. Ganar el Mundial en la última carrera de la temporada, delante de tus aficionados es una de las mejores cosas posibles, es realmente especial. Ahora quiero disfrutarlo con todo mi equipo y mi familia, y luego tendremos que empezar a trabajar para el año que viene”.
[fuente; Dorna MotoGP]

Clasificación de la carrera de Valencia en este enlace

Clasificación final del Mundial de MotoGP 2017 aquí