• Vettel gana para Ferrari el GP de Brasil con una estrategia de una única parada con temperaturas en el asfalto superiores a 50ºC
  • El piloto de Mercedes Lewis Hamilton termina el GP cuarto con una opción diferente de Blando-Superblando y también una sola parada después de salir del pit lane
  • Daniel Ricciardo (Red Bull) pasa del 14º en parrilla por una sanción a sexto bajo la bandera a cuadros tras dos paradas en boxes.

Una estrategia de una parada, cambiando de Superblandos a Blandos, le dio a Vettel la victoria en el GP de Brasil. El alemán de Ferrari se puso en cabeza tras la salida y así continuó durante toda la carrera logrando conservar su ventaja en todo momento hasta la bandera a cuadros.

Dos estrategias alternativas proporcionaron otros puntos culminantes de la carrera. El piloto de Mercedes Lewis Hamilton se vio obligado a salir desde el pit lane y fue uno de los cinco pilotos que empezó la carrera con el neumático Blando. más duradero. Llegó a liderar la carrera en la vuelta 43, volviendo a la quinta posición tras hacer su parada para cambiar a Superblandos, y se aprovechó de la velocidad extra del compuesto más blando para terminar cuarto.

Daniel Ricciardo, de Red Bull, también empezó en el neumático Blando. Éste lo hizo desde la 14ª posición tras una penalización de parrilla, pero cayó aún más atrás por un incidente en la primera vuelta que le obligó a entrar a poner otro juego de Blandos. Luego se detuvo de nuevo para hacer el cambio obligatorio y puso Superblandos para hacer las ultimas 28 vueltas. Su compañero de equipo, Max Verstappen, también hizo una estrategia de dos paradas. La segunda no le supuso pérdida de posiciones porque tenía espacio de sobra, así que montó un segundo juego de Superblandos y terminó quinto.

Predijimos que la estrategia ganadora sería una única parada, de Superblandos a Blandos, entre las vueltas 26 y 32. El vencedor, Sebastian Vettel, hizo su parada justamente en la vuelta 28 y el segundo, Valtteri Bottas, paró una vuelta antes, en la 27.

MARIO ISOLA:  “Hoy hemos experimentado las temperaturas más altas de la pista que hemos visto durante todo fin de semana con más de 50 grados centígrados al inicio de la carrera. Sin embargo, la mayoría de los pilotos fueron capaces de completar la carrera con una sola parada en boxes como era de esperar. Un madrugador coche de seguridad también ayudó a que la estrategia de una sola parada fuera la más utilizada. Lewis Hamilton, en particular, hizo una carrera extraordinaria, realizando vueltas rápidas con neumáticos Blandos Usados incluso rodeado de coches que llevaban Superblandos Nuevos. Red Bull también demostró que una estrategia alternativa de dos paradas podría funcionar. Daniel Ricciardo se vio obligado a hacer una parada adicional en el final de la primera vuelta y Max Verstappen también hizo dos. Nos quedamos aquí unos días más en Interlagos, para una prueba de neumáticos de 2018 con McLaren el martes y miércoles. Tras el GP de Abu Dabi, todos los equipos probarán los neumáticos de la próxima temporada”.

Los mejores tiempos con cada compuesto fueron, con Superblandos, el 1’11”044 de Verstappen seguido del 1’11”845 de Hamilton y el 1’11”862 de Stroll. Con Blandos el mejor tiempo lo registró Bottas con 1’12”466 seguido del 1’12”492 de Raikkonen y del 1’12”539 de Vettel.

Respecto a los stints el más largo con Superblandos lo hizo Pérez con 35 vueltas y con Blandos fue Wehrlein el que más rodó con el mismo juego dando 69 vueltas.
[Fuente; Pirelli F1]