• Sebastian Vettel gana una carrera tácticamente compleja saliendo desde la pole con una estrategia de una sola parada de superblandos a blandos con un final sin precedentes de 39 vueltas con blandos.
  • Mantuvo tras él a los dos Mercedes con una estrategia diferente de una sola parada también, pero con medios en el segundo stint
  • Una gran variedad de tácticas en Baréin con estrategias muy diferentes en el abrasivo asfalto de Sakhir.

Carrera del GP de Baréin

La segunda carrera de la temporada se redujo a un emocionante juego del gato y el ratón entre Ferrari y Mercedes, con el piloto de Ferrari Sebastian Vettel sujetando a los de Mercedes Valtteri Bottas y Lewis Hamilton con un juego de neumáticos blandos que han rodado durante 39 vueltas, mientras que sus dos rivales estaban con neumáticos medios y más frescos.

La estrategia era el corazón de la carrera, con Hamilton siendo el único piloto entre los 10 primeros de carrera en tomar la salida con blandos mientras que el resto lo hacía con superblandos.

Al igual que su compañero de equipo Valtteri Bottas, usaron la estrategia de una única parada. Vettel, sin embargo, escogió la estrategia de superblando – blando haciendo un tramo final sin precedentes con el blando de 39 vueltas mientras Bottas se le acercaba durante las últimas vueltas.

La adopción de diferentes patrones de uso de los neumáticos en la utilización de estrategias por parte de muchos pilotos, produjo para algunos sus mejores resultados, como el cuarto lugar de Pierre Gasly (Toro Rosso) y el noveno de Marcus Ericsson (Sauber).

Varios pilotos utilizaron los tres compuestos disponibles del fin de semana durante la carrera como Vandoorne, Ocon, Leclerc y Stroll.

MARIO ISOLA – Jefe de carreras de coches: “Ésta fue una carrera absolutamente emocionante y absorbente, que entregó exactamente lo que se pretendía con esta última generación de neumáticos: muchas estrategias diferentes, una carrera reñida y un emocionante final con algunos de los mejores pilotos del mundo luchando entre sí hasta la última curva. La gestión de los neumáticos fue absolutamente clave para la victoria de Vettel, con Ferrari haciendo que un juego de neumáticos blandos nuevos durara 39 vueltas, algo que nunca antes habíamos visto en Baréin durante el fin de semana. Mercedes también hizo un trabajo de estrategia de una única parada poniendo sus dos coches en el podio cuando, en teoría, una estrategia de dos paradas era más rápida. Esta decisión alteró al desarrollo completo de la carrera e hizo que su conclusión fuera muy emocionante. Felicitaciones también a Pierre Gasly y a Toro Rosso, y nuestros mejores deseos para la pronta recuperación del mecánico de Ferrari que se lesionó durante la parada en boxes de Raikkonen”.

La vuelta más rápida por compuesto fue la de 1’34”053 de Grosjean con superblandos, 1’34”327 de Magnussen con blandos y 1’33”740 de Bottas con medios.

Respecto a los stints más largos los hicieron Pérez con 24 vueltas con el mismo juego de superblandos. Vettel que hizo 39 con uno de blandos y 37 que rodó Bottas con el mismo de medios.

[fuente y fotos © Pirelli Press]