Sébastien Buemi comenzó la carrera desde la pole position y mantuvo esa ventaja en la curva uno, a pesar del contacto desde atrás del Rebelión #1, pero fue Mike Conway con el Toyota #7 quien lideró la vuelta inicial, permaneciendo allí cuatro vueltas antes de que las posiciones se intercambiaran más tarde.

La lluvia ligera que se sintió en algunas partes de la pista durante la hora inicial tuvo, afortunadamente, muy poco impacto.

Ambos equipos habían planeando cuádruples períodos con el mismo juego de neumáticos, por lo que sólo debían repostar en las paradas en boxes y cambiar gomas cada cuatro pits. La tercera parada de Sébastien llegó, desafortunadamente para el #8, al mismo tiempo que se declararon varias zonas lentas debido a accidentes, dando una ventaja al #7 que, dos vueltas más tarde y se situó a la cabeza aprovechando esa ventaja.

A las 17.30h, con 41 vueltas completas, Fernando Alonso reemplazó a Sébastien en el segundo lugar, con neumáticos nuevos, para sus primeras vueltas de carrera en Le Mans. José ‘Pechito’ López se hizo cargo del líder #7 de Mike dos vueltas más tarde, conservando la posición de privilegio. Después de un cambio en la parte trasera por razones de configuración en su primera parada de combustible, Fernando devolvió el #8 al liderato en la vuelta 56 al pasar a José, quien luego tuvo una parada en boxes no programada en la vuelta 58 debido a un pinchazo en la rueda trasera izquierda que le costó 47 segundos. Dos vueltas más tarde, salió un coche de seguridad debido a un incidente con un automóvil LMP2, aunque estuvo poco tiempo en pista.

En la vuelta 70, otro coche de seguridad. Esta vez estuvo causado por un fuerte accidente del #4 ByKolles (piloto OK). José hizo su parada programada para echar combustible y Fernando tuvo que hacer una parada imprevista por culpa de un pinchazo en la rueda trasera derecha. Con una vuelta de ventaja sobre el tercero, el tiempo perdido en boxes bajo el safety car contó poco y el #7 lideró por tan sólo un segundo sobre su compañero, el #8, cuando la carrera se reanudó en la vuelta 75.

Una vuelta más tarde, Fernando adelantó a José para deleite de sus fans, y puso al #8 a la cabeza una vez más y, al final de la vuelta 81, le entregó el coche a Kazuki, quien montó neumáticos nuevos con una mínima ventaja sobre José. En la marca de las seis horas, el #8 lideraba la prueba por 12.587” sobre el #7 (ahora pilotado por Kamui), con el #17 SMP tercero a una vuelta.

Fernando Alonso (tras las seis primeras horas): “Fue grandioso. Hemos estado practicando mucho, pero en la carrera, incluso con el mismo circuito y los mismos coches, es mucho más divertido. Hasta ahora ha sido un buen comienzo para nosotros y lideramos con un buen margen. Esperemos que podamos mantener este resultado para Toyota y conservar la ventaja. Ésta es una carrera muy larga. Una curva o una vuelta no es lo importante. Lo verdaderamente importante es llevar el coche hasta la bandera a cuadros”.

Kamui, en el #7, paró en la vuelta 102 para echar combustible. Cuando el #8 hizo lo mismo, el ganador de la pole position Kazuki se reincorporó a la pista a menos de dos segundos del líder y una gran batalla por delante.

Con casi un tercio de la carrera, con 125 vueltas completadas, Sébastien se hizo cargo del Toyota #8 en el segundo lugar y se mantuvo detrás de Kamui con el coche #7, con ninguno de los pilotos con intención de correr riesgos innecesarios en una fase tan relativamente temprana de la carrera.

Después de 137 vueltas, Mike regresó a los mandos del #7 por segunda vez, heredando una pequeña ventaja. Esa brecha creció a alrededor de 40 segundos cuando una zona lenta le costó a Sébastien un tiempo extra durante una parada de combustible. El # 8 cayó aún más atrás unos minutos más tarde, cuando Sébastien fue castigado con 60 segundos de stop and go por infringir el límite de velocidad de la zona lenta, poniéndolo 2 minutos y 20 segundos detrás, así que, cuando Fernando se hizo cargo del coche después de 169 vueltas, el asturiano se propuso reducir a toda costa esa brecha

Con el ecuador de la prueba acercándose, y 181 vueltas recorridas, el período de Mike terminó y José entró a la pista como líder al inicio de la segunda mitad de las 24 Horas.

Tras 18 horas, las espadas están en alto. El Toyota #8 pilotado por Alonso lidera la prueba con el #7 de ‘Pechito’ López unos pocos segundos tras él. [fuente y fotos © TOYOTA GAZOO Racing]

Clasificación Oficial tras las 18 primeras Horas aquí