Una estrategia de una sola parada de blandos-ultrablandos dio la victoria a Lewis Hamilton en el GP de Alemania pese a salir en parrilla desde la P14, en una carrera marcada por la lluvia

  • La lluvia proporcionó una amplia variedad de estrategias con los tres resbaladizos neumáticos de seco en la pista, así como los intermedios y los de lluvia
  • El piloto de Red Bull Max Verstappen terminó cuarto pese a parar en boxes tres veces.

El clima fue fundamental para el Gran Premio de Alemania, con la lluvia que cayó en las últimas etapas de la carrera, lo que hizo que las estrategias fuesen casi imposibles de predecir.

Clasificación final y gomas utilizadas

A pesar de la intensidad de la lluvia, el piloto de Mercedes Lewis Hamilton fue capaz de ganar con una estrategia de una sola parada utilizando slicks blandos y ultrablandos e incluso marcando un ritmo rápido de vuelta con los neumáticos lisos.

Un coche de seguridad a última hora también afectó a la carrera, con Hamilton el único piloto de entre los seis primeros que aprovechó para detenerse en pit y efectuar su única parada.

Ya en el final de la carrera, los equipos tuvieron que lidiar con la presión de elegir la estrategia más conveniente en una pista en constante evolución y algunos pilotos incluso alternaron gomas lisas, intermedias y de lluvia.

Saliendo desde la P14, Lewis Hamilton remontó y ganó

Pero en el último sprint de 10 vueltas después de que el coche de seguridad se retirase, todos los líderes estuvieron en pista con ultrablandos y con el asfalto seco.

MARIO ISOLA – Jefe de carrera de coches en Pirelli: “Las condiciones meteorológicas proporcionaron una carrera extremadamente dramática e impredecible. Los equipos tuvieron que lidiar el constante cambio de circunstancias, con sólo un sector de la pista afectado por la lluvia mientras que los otros dos permanecieron secos. Ésto obviamente fue un reto muy grande, con la elección de los ultrablandos para la etapa final, ya que este neumático funcionó muy bien en las condiciones mixtas. Las seis estrategias diferentes que se observan en el top 10 subrayan la dificultad de identificar las tácticas correctas bajo las exigentes condiciones, pero es notable que, a pesar de la lluvia, sólo cuatro de los 10 primeros pilotos en meta utilizaron los neumáticos intermedios”.

Incluso con la lluvia que cayó en el último tercio de la carrera, Lewis Hamilton ganó usando un único pit (como esperábamos para una carrera en seco) pero usando una estrategia de blandos-ultrablandos para intentar recuperar posiciones desde la 14ª posición en la parrilla. Hamilton hizo su única parada en la vuelta 42 y sólo cuatro de los 10 primeros se detuvieron dos veces.

Los mejores tiempos por compuestos fueron la vuelta rápida de carrera de Hamilton con ultrablandos en 1’15”545, el 1’16”956 de Bottas con blandos y el 1’18”262 de Ricciardo con medios y, en agua, el 1’27”445 de Alonso con intermedios y el 1’34”544 de Gasly con lluvia extrema.

Los stints más largos fueron las 29 vueltas de Verstappen y Ericsson con ultrablandos, las 45 de Pérez con blandos, las 33 de Hulkenberg con medios, las 6 de Sainz con intermedios y las 3 de Gasly con lluvia extrema.
[fuente y fotos © Pirelli Media F1]