• El piloto de Ferrari Sebastian Vettel se impuso en el 350º Gran Premio de Pirelli en la F1 en una tensa batalla
  • Hubo estrategias de una y de dos paradas ambas utilizadas de forma rápida y eficaz, influenciadas por dos coches de seguridad
  • El programa de desarrollo de Pirelli de neumáticos para 2019 continúa en Silverstone el martes y el miércoles con tres equipos

El Gran Premio de Gran Bretaña se produjo con una tensa batalla estratégica entre Ferrari y Mercedes, tras dos coches de seguridad en las últimas etapas de la carrera que lo convirtió en un par de esprint finales.

Clasificación final y gomas utilizadas

Ferrari y Mercedes tomaron diferentes decisiones estratégicas bajo el primer coche de seguridad, con Ferrari optando por una segunda parada para poner a sus pilotos con neumáticos blandos, el compuesto más suave disponible en Silverstone.

Mientras tanto, los pilotos de Mercedes se mantuvieron fuera con sus neumáticos medios para mantener sus posiciones en la pista, haciendo sólo una parada.

Con temperaturas de pista extremadamente cálidas cercanas a los 50 grados centígrados, en uno de los circuitos más rápidos y exigentes del año en términos de cargas energéticas sobre las gomas, todos los neumáticos Pirelli demostraron su rendimiento y fiabilidad en el Gran Premio número 350 de Pirelli.

Pirelli se queda en Silverstone para el último test de dos días de neumáticos de 2019 con Haas, Red Bull y Williams.

MARIO ISOLA – Jefe de carreras de coches: “Vimos un gran premio emocionante e impredecible con una variedad de diferentes estrategias y los tres compuestos utilizados. Las diferentes estrategias basadas en neumáticos blandos y medios ocuparon los cinco primeros puestos, con Nico Hulkenberg acabando el sexto con una sola parada de medios a duros. La carrera fue obviamente influenciada por los dos coches de seguridad que pusieron en tela de juicio las estrategias previamente planificadas, pero todos los pilotos fueron capaces de luchar duro de principio a fin con todos los compuestos en uno de los circuitos más exigentes de la temporada. Ésto culminó en un emocionante final que perfectamente mostró la espectacularidad de la Fórmula 1, en el Gran Premio número 350 de Pirelli”.

  • Los coches de seguridad hicieron la estrategia difícil de predecir, pero al final Sebastian Vettel ganó con una estrategia de dos paradas, comenzando con blandos y luego cambiando a medios en la vuelta 20ª y luego a blandos en la vuelta 33ª bajo el coche de seguridad, un movimiento que le ayudó a ganar la carrera.
  • Los tiempos más rápidos por compuestos los hicieron Vettel con blandos (vuelta rápida de carrera) en 1’30”696, Hamilton con medios en 1’31”245 y Hulkenberg con duros en 1’33”405.
  • Respecto a los stints más largos, éstos fueron el de 26 vueltas de Grosjean con blandos, el de 33 de Ocon con medios y el de 32 de Hulkenberg con duros.

[fuente y fotos © Pirelli F1]