Michelin y la caravana de MotoGP han hecho un rápido viaje transfronterizo para la 11ª prueba del Campeonato del Mundo de MotoGP de esta temporada, ya que la programación consecutiva entre los eventos de la República Checa y Austria significa que el Gran Premio Motorrad von Österreich tendrá lugar sólo siete días después de la carrera anterior en Brno.

Michelin se dirige al Red Bull Ring de Spielberg, en Austria, totalmente preparado para uno de los circuitos más inusuales y desafiantes de la temporada. El trazado del circuito, de 4.318 metros de longitud, presenta sólo dos curvas a izquierdas, junto con una ligera pero muy rápida curva, que también va en dirección izquierda, a diferencia de siete curvas a derechas que ejercen una gran presión en ese lado del neumático. La rapidez de la pista (que tiene la mayor velocidad media de vuelta del calendario de MotoGP), y la gran abrasividad del asfalto, todo ello alineado con la configuración, hacen que esta pista destaque desde el punto de vista del rendimiento de los neumáticos.

Con las extremas exigencias a las que se enfrenta el caucho trasero, Michelin dispondrá de una selección de Power Slicks MICHELIN de diseño asimétrico en compuestos blandos, medios y duros, todos ellos con un lado derecho más duro para soportar la carga de trabajo adicional a la que está sometida una parte del neumático y todos ellos fabricados con una construcción especialmente diseñada para gestionar las altas temperaturas que pueden acumularse en una vuelta de esta exigente pista.

La elección de compuestos en blando, medio y duro para la parte delantera será simétrica, todo ello diseñado para combinarse con la parte trasera para ofrecer el mejor rendimiento en frenadas y virajes para complementar la conducción trasera.

Situado en la impresionante región montañosa de Estiria en Austria, éste tiene que ser uno de los circuitos más pintorescos del mundo, pero no sólo el trazado puede ser un reto, sino también el clima. Con la posibilidad de que un día la temperatura de la pista sea de 50°C, y al día siguiente húmeda y ventosa, Michelin debe tener neumáticos para todas las condiciones, por lo que, si hay precipitaciones, entonces la gama de neumáticos MICHELIN Power Rain estará disponible para hacer frente a esas condiciones. Disponible en compuestos blandos y medios, los delanteros simétricos, mientras que los traseros tendrán un lado derecho más duro como sus homólogos lisos de seco.

Michelin y el equipo de MotoGP saldrán a la pista el viernes para dos sesiones de entrenamientos libres, seguidas de otros entrenamientos y de la sesión clasificatoria del sábado. La 11ª carrera de 2018 está prevista para las 14:00 h del domingo 12 de agosto, cuando se apagarán las luces para señalar el inicio de la batalla de 28 vueltas.

Piero Taramasso – Director de Michelin Motorsport dos ruedas: “Ésta es una de las pistas del calendario que crea el mayor calor en los neumáticos. Es el circuito más rápido y exige un enfoque diferente. Utilizamos una carcasa que está diseñada para controlar la temperatura, para que no se sobrecaliente y, aun así, ofrezca un rendimiento óptimo en la distancia de carrera. Sabemos que esta construcción funciona porque hemos tenido resultados exitosos con ella y estamos convencidos de que proporcionará lo que todos los pilotos y equipos necesitan. A pesar de que la pista es muy abrasiva, tenemos los compuestos adecuados para la superficie y en las dos visitas anteriores hemos estado muy satisfechos con el comportamiento de los neumáticos a lo largo de toda la carrera, y estamos seguros de que así será este año y de que tendremos una carrera tan buena como la de 2017”.

[fuente y fotos © Michelin Motorsport]

Horario habitual europeo; las Qs el sábado de 14:10 a 14:50h y la carrera el domingo a las 14:00h

Infografía Michelin Motorsport en castellano aquí

Datos de las frenadas vía Brembo en este enlace