La familia Michelin y el paddock de MotoGP al completo se han trasladado a Montmeló, cerca de Barcelona, para la séptima ronda de la temporada y el Gran Premio Monster Energy de Catalunya en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Esta moderna instalación está considerada como una de las pistas mejor diseñadas de los últimos tiempos y se ha convertido en el circuito favorito para todos, debido a sus cambios de rasante, curvas rápidas y amplias y una recta en un kilómetro de longitud, todos ellos conectados entre sí en toda la longitud 4,627m. El Circuit de Barcelona-Catalunya fue reconfigurado en 2018, además de haber visto alterada la distancia de carrera. Estos cambios significativos significaban que todos los registros anteriores de la pista ya no servían, dejando a Michelin en la posición de perseguir sus propios objetivos este fin de semana, con los datos que se crearon el año pasado. Éste será, sin duda, el objetivo y la gama de neumáticos Slick Michelin Power que han sido seleccionados para esta superficie de asfalto muy abrasivo, y que fueron elegidos para proporcionar a todos los pilotos y fabricantes una amplia gama de gomas, diseñada para darles el rendimiento óptimo para su respectivas máquinas. Las ruedas lisas delanteras y traseras estarán en las versiones habituales blanda, media y dura, con los delanteros blandos y medios simétricos, mientras que el duro delantero y todos los traseros tienen un acabado asimétrico con el lado derecho más duro ya que ocho de las catorce curvas del Circuit son a derecha y sólo seis a la izquierda.

Descripción del Circuit de Barcelona-Catalunya

A pesar de su clima favorable en esta época del año, el Circuit de Barcelona-Catalunya todavía puede sufrir clima adverso en esta época del año. Para combatir cualquier condición húmeda los neumáticos que lleva Michelin de lluvia constarán de un compuesto blando y otro medio para la rueda delantera, y también un blando y un medio para la trasera, pero éstos con diseño asimétrico con el hombro más duro al lado derecho.

Situado a las afueras de la ciudad de Barcelona, ​​la pista de la localidad de Montmeló proporciona regularmente carreras emocionantes con muchos adelantamientos para deleite de los más de 100.000 espectadores que se congregan en la pelouse y en las enormes tribunas alrededor del circuito.

El horario es el habitual europeo, y la carrera se iniciará el domingo 16 de junio a las 14.00 hora local con 336 curvas en las 24 vueltas y una distancia de 111,048 km.

Piero Taramasso, jefe de Michelin Motorsport dos ruedas: “Ésta es una de las pistas más exigentes para ruedas y motos y debido a ésto se ha establecido firmemente como una de las sedes de pruebas en el calendario, así como una de las mejores carreras. Tiene una mezcla completa de curvas, una larga recta y es muy severa en el lado derecho del neumático, lo que significa que aquí necesitamos un neumático muy completo y capaz de todo. También puede hacer mucho calor, por lo que el caucho tiene también que poder trabajar en temperaturas muy altas. El año pasado la pista fue asfaltada completamente por lo que durante el fin de semana y la prueba del día siguiente lunes nos dio una enorme cantidad de datos que nos ha ayudado en la selección de los mejores compuestos para esta temporada. Éste es un evento que los pilotos y los aficionados disfrutan, el ambiente es siempre bueno y estamos dispuestos a romper nuestros propios registros del año pasado, especialmente porque ahora disponemos de más información sobre lo que podemos esperar del asfalto “.
[fuente y fotos Michelin Motorsport]

Márquez y Lorenzo, carrera en casa este fin de semana

Los pilotos del equipo Repsol Honda celebran este fin de semana el Gran Premio de Catalunya, séptima cita del Mundial, con Márquez liderando y Lorenzo, de regreso de su viaje a Japón.

Marc Márquez lleva tres segundas posiciones consecutivas en sus tres últimas visitas al Circuit de Barcelona – Catalunya, donde logró una victoria en 2014 y otra en 2010 –en 125 cc. Después de seis carreras, el piloto del equipo Repsol Honda es líder de la clasificación general de MotoGP con 12 puntos de ventaja, la máxima diferencia desde que se inició el Mundial.

Por su parte, Jorge Lorenzo venció la carrera de hace un año en Barcelona, escenario en el que ha logrado otras cuatro victorias en MotoGP y una en 250 cc.

MARC MÁRQUEZ, Repsol Honda #93: “Llegamos en plena forma después de Mugello. La moto y yo estamos en una muy buena posición, he podido descansar entre las dos carreras y vuelvo a estar al máximo de fuerzas. Siempre hay un poco más de emoción cuando llega el Gran Premio de casa y siempre es un placer correr delante de todos los aficionados. Espero conseguir otro buen resultado, para continuar el trabajo que estamos haciendo”.

JORGE LORENZO, Repsol Honda #99: “Después de un Gran Premio complicado en Mugello, espero que podamos hacer un buen trabajo este fin de semana en Barcelona. Seguiremos trabajando al máximo para reducir la diferencia respecto a los de delante. También tendremos un entrenamiento después de la carrera, y tengo ganas de que llegue. Tuve un viaje muy interesante a Japón y pudimos trabajar en muchas cosas, algunas servirán para este fin de semana y otras para el futuro”.
[fuente Repsol Media]

Brembo presenta el MotoGP Monster Energy de Catalunya

Después de Francia e Italia, el mundial de MotoGP regresa a España para el Gran Premio de Cataluña de motociclismo, la séptima cita del Campeonato del Mundo de 2019, del 14 al 16 de junio en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

De los 4 GGPP ibéricos, ésta es la verdadera carrera en casa de Maverick Viñales, Marc Márquez y Alex Rins, que crecieron a pocos kilómetros de la pista. La primera piedra del circuito se colocó en febrero de 1989 y la pista se inauguró el 10 de septiembre de 1991 con una carrera de coches del Campeonato de España de Turismo.

La categoría de 500cc salió a la pista en 1992 y en ella se disputaron 4 ediciones del GP Europa, que más tarde adoptó el nombre actual de Gran Premio de Cataluña de motociclismo. Con una longitud de 4.627 metros, tiene 6 curvas a la izquierda y 8 a la derecha y cuenta con una recta principal de 1.047 metros.

A excepción de la recta larga, todas las deceleraciones son bruscas y en rápida sucesión. La temperatura del asfalto es particularmente alta y causa problemas de enfriamiento de los frenos. Por lo tanto, las temperaturas de trabajo de los discos y pastillas de carbono son bastante altas durante el GP. Sin embargo, gracias a la inversión de Brembo en materiales y procesos de producción durante la última década, el sistema de frenado también es totalmente eficaz a temperaturas cercanas a los 800 grados centígrados.

Según los técnicos de Brembo que asisten a todos los pilotos de MotoGP, el Circuit de Barcelona-Catalunya entra en la categoría de circuito muy exigente para los frenos. En una escala de 1 a 5 obtuvo una puntuación de dificultad de 5, valor alcanzado sólo por el Red Bull Ring, Twin Ring Motegi y el Circuito Internacional de Sepang.

Junto con la pista de Austin, el Circuit de Barcelona-Catalunya es la única pista de la primera mitad del Campeonato en la que las motos de Gran Premio reducen la velocidad al frenar en 200 km/h durante dos veces en cada vuelta. En la primera curva la deceleración es de 239 km/h mientras que en la curva 10 es de aproximadamente 198 km/h.

Así va el mundial de MotoGP tras Mugello

Durante cada vuelta, los pilotos accionan los frenos 10 veces para un total de 32 segundos. En el Circuit de Barcelona-Catalunya, los coches de Fórmula 1 frenan durante menos de 15 segundos. Ésto significa que los frenos se utilizan el 32% del tiempo durante el Gran Premio de Cataluña de motociclismo y sólo el 19% durante el Gran Premio de España de F1.

Ésto también se debe a las 5 frenadas en las que la deceleración máxima es inferior a 1 G. La deceleración media del Circuit de Barcelona-Catalunya se sitúa en torno a 1,04 G, y sólo Sachsenring y Austin tienen valores más bajos. Como es bastante obvio, en Barcelona en cambio la deceleración de la Fórmula 1 alcanza los 4 G.

Resumiendo; sumada toda la fuerza aplicada por un piloto en la palanca de freno Brembo desde la línea de salida hasta la bandera a cuadros, el resultado es de más de 1.000 kg. En cada vuelta se requiere que los pilotos ejerzan una fuerza de 42 kg, lo que es considerable dada la alta temperatura ambiente en la que suelen correr en Montmeló.

De los 10 tramos de frenada del Circuit de Barcelona-Catalunya, 4 están clasificados como exigentes en cuanto a frenada, 2 son de dificultad media y los 4 restantes sólo suponen un ligero reto para los sistemas de frenado. (tres de las frenadas ligeras se encuentran en la parte final de la vuelta).

La sección de frenado más difícil es la primera curva: las motos de MotoGP llegan al final de la recta a 340 km/h y entran en la cueva 1 a 101 km/h después de recorrer 293 metros en deceleración. Curiosamente, los coches de Fórmula 1 llegan a la sección de frenado a una velocidad menor, de “sólo” 325 km/h pero entran en la curva a 146 km/h, una velocidad obtenida después de sólo 119 metros de deceleración. Para completar la sección de frenado, los pilotos de MotoGP frenan durante 5,4 segundos y ejercen una fuerza de 6,7 kg sobre la palanca y la presión del líquido de frenos Brembo HTC 64T supera los 14,3 bar. La deceleración obtenida de 1,5 G supera la deceleración del Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio de 200 km/h a 0 km/h por 0,35 G.

Los pilotos prueban 1,3 G en deceleración también en la curva 10. La velocidad cae en picado desde 264 km/h hasta 66 km/h en 5,3 segundos y 223 metros. En ese momento, la fuerza en la palanca es de 5,6 kg y la presión del líquido de frenos es de 12,1 bar.

La curva 7 es también es exigente. Las motos de MotoGP pasan de 231 km/h a 105 km/h en tan sólo 155 metros y 3,5 segundos. La brutalidad de esta desaceleración se siente en los 1,3 G experimentados por los pilotos.

Las 23 ediciones del Gran Premio de Cataluña fueron ganadas por motos con frenos Brembo, así como las 4 ediciones del GP de Europa disputadas en esta pista repartidas en 12 victorias para Yamaha, 10 para Honda, 4 para Ducati y 1 para Suzuki. Valentino Rossi ha conseguido un total de 7 victorias en 500 y MotoGP, ganando también 2 veces en 250cc y una vez en 125cc, y siempre utilizando los sistemas de frenado Brembo.
[fuente BREMBO]

Descarga la Race Card MICHELIN en este enlace

Las frenadas vía BREMBO en este enlace

Estadísticas de los pilotos tras Mugello aquí

Entradas, accesos y más info en la web del Circuitcat