TOYOTA GAZOO Racing comenzó la defensa de su corona de las 24 Horas de Le Mans con una sesión de pruebas productiva y positiva en el Circuito de la Sarthe.

La prueba previa al evento tradicional es la única oportunidad para que los equipos puedan experimentar el circuito de La Sarthe de 13,626 km en su completa extensión de la distancia de la carrera, por lo que las ocho horas del test son particularmente importantes para preparar los coches para la última carrera de la Supertemporada FIA 2018-2019 del Mundial de Resistencia Campeonato (WEC).

Sébastien Buemi en el híbrido TS050 #8 que comparte con Kazuki Nakajima y Fernando Alonso marcó el mejor tiempo del día en 3’19”440 exactamente 0.809” más rápido que el coche hermano de Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María López con el que Mike registró el mejor tiempo de vuelta en 3’20”249.

Los tiempos de vuelta de los TS050 híbridos en los test fueron ligeramente más lentos que los registrados el año pasado durante el día pruebas, en parte debido al aumento de 10 kg en el peso mínimo después de un reciente ajuste de la normativa de Equivalencia de Tecnología.

El clima fue perfecto durante todo el día con cielos azules y temperaturas del aire con un máximo de 30 °C, permitiendo que el equipo completara un amplio programa de puesta a punto de la aerodinámica, ajustes mecánicos y potencia del motor híbrido. El equipo hizo un buen uso del tiempo favorable y los dos híbridos TS050 rodaron 220 vueltas (108 el #8 y 112 el #7) para un total combinado de 2.998 km.

Con el fin de participar en las 24 Horas de Le Mans, cada piloto, incluso los ganadores en Le Mans y/o en el WEC, deben completar al menos tres vueltas cronometradas durante el día de pruebas y el trámite se logró sin problemas por parte de todos los pilotos TOYOTA GAZOO Racing .

Alonso a por el título mundial del WEC

El ex ganador de Le Mans Brendon Hartley, que competirá en el equipo de la próxima temporada, hizo su primera aparición oficial con TOYOTA GAZOO Racing, completando las vueltas mínimas requeridas para calificar para la carrera y así estar apto para pilotar en esta edición en el caso de que alguno de los pilotos titulares no pudiera intervenir.

El equipo permanecerá en Le Mans para un shakedown en el circuito de 4,14 km de Bugatti el martes.

La semana de la carrera comenzará el próximo domingo por la tarde, cuando coches y pilotos se presenten en las verificaciones en el centro de la ciudad de Le Mans.

Sébastien Buemi: “Ha sido un día positivo para nosotros, sobre todo porque pudimos dar muchas vueltas. Nuestro coche es el mismo que el año pasado, así que no hubo sorpresas y funcionó bien. Tenemos una gran cantidad de datos para analizar y hacer que el coche sea lo más fuerte posible la próxima semana. Hizo bastante calor, mucho más que el año pasado, por lo que ha sido muy útil para hacernos una idea de cómo funciona el coche en estas condiciones “.

Kazuki Nakajima: “Ha sido un día muy caluroso, pero fue bueno estar de vuelta en Le Mans y disfruté de mi tiempo en el coche. El principal objetivo de hoy era dar un montón de vueltas para familiarizarnos de nuevo con el coche en este circuito, así como la comprobación de diferentes especificaciones de neumáticos. No estoy seguro de que tengamos las mismas condiciones en la semana de la carrera, pero aprovechamos para aprender cosas en cada vuelta. Todo ha ido bien; sin problemas en absoluto “.

Fernando Alonso: “Ha sido un buen día para nosotros, completando más de un centenar de vueltas, lo que significa más de mil kilómetros en cada coche. Esto ha provocado una gran cantidad de buena información para el equipo, por lo que la prueba ha sido muy útil. Estamos en donde lo dejamos el año pasado y todo salió como estaba previsto, así que estoy muy contento. Fue bueno para poder comprobar que todo está funcionando bien “.
[fuente y fotos TOYOTA GAZOO Racing]

Más info de la prueba en este enlace