Previo MICHELIN MotoGP Chequia en el circuito de Brno

Michelin y el paddock de MotoGP han regresado de las vacaciones y ahora se están preparando para la segunda mitad de la temporada, que comienza con el Gran Premio Monster Energy České Republiky en el Autódromo de Brno en la República Checa.

Después de la pausa en la actividad de MotoGP, MotoGP se vuelve a enfrentar el segundo binomio de dos fines de semana consecutivos pues tras Chequia el fin de semana siguiente se disputará el GP de Austria en el circuito Red Bull Ring.

Pero la más inmediata cita de Michelin y los pilotos de MotoGP supone enfrentarse a los 5.403 metros del circuito de checo en la 10ª ronda de la temporada. Construido en un bosque a las afueras de la ciudad de Brno, la pista tiene constantes cambios de elevación, zonas difíciles de frenado, curvas rápidas y zonas de aceleración para poner a prueba a los neumáticos, los pilotos y las motos. Con estos factores a tener en cuenta la gama de neumáticos Slick MICHELIN debe coincidir y afrontar estas demandas.

Los neumáticos slicks delanteros (duro, medio y blando) serán de un diseño simétrico, mientras que la misma selección para las ruedas traseras sí contará con un acabado asimétrico, con el lado derecho más duro para hacer frente a las ocho curvas que van en esa dirección, en comparación con solamente seis que van hacia la izquierda.

El Autódromo de Brno está situado cerca de las fronteras con Austria, Eslovaquia, Hungría y Polonia en el sureste de la República Checa. Es la carrera del este de Europa y siempre tiene una gran y ruidosa multitud de fans que llena las laderas y las tribunas de todo el lugar. Originalmente fue un circuito urbano, pero ahora es una pista cerrada, que era el propósito cuando se construyó en 1987, e incluso cuenta con un campo de golf dentro de sus límites.

Brno es un lugar que puede ser testigo de patrones climáticos muy diferentes a lo largo del fin de semana y, aunque el evento se lleve a cabo en agosto, siempre hay una probabilidad de lluvia, como se demostró en el día de la carrera en las ediciones de 2016 y 2017, cuando ambas carreras fueron declaradas en mojado. Teniendo en cuenta esta posibilidad, la gama de neumáticos MICHELIN Power de lluvia estará disponible en compuestos blandos y medios tanto para la rueda delantera como para la trasera, y al igual que con los slicks, las con las posteriores ofrecen un diseño asimétrico, con el lado derecho más duro.

Piero Taramasso, jefe de Michelin Motorsport dos ruedas: “Siempre es bueno tener un descanso, pero es aún mejor volver a la competición. Brno es una gran prueba para los neumáticos, porque es bastante complejo y cuenta con un gran cambio en la elevación de la parte más baja de la pista a la más alta. Tiene muchas secciones exigentes que requieren que los neumáticos trabajen de muchas maneras diferentes; una fuerte frenada, aceleración fuerte y una serie de diferentes curvas que dan distintos niveles de estrés y de carga a los neumáticos. Tenemos una amplia gama de compuestos que sabemos que funcionan bien aquí y el rendimiento de los que hemos introducido este año se adapta perfectamente a esta pista. Estamos esperando las mejores condiciones climáticas, pero si llueve sabemos que los mojados también funcionan muy bien aquí, así que estamos esperando una buena carrera, sin importarnos lo que pase”.
[fuente y fotos © Michelin Motorsport]

Brembo analiza en profundidad el uso de los sistemas de frenado de MotoGP en el circuito checo de Brno

Después de las largas vacaciones de verano, las motos de MotoGP se preparan para la décima carrera de la temporada, que tendrá lugar del 2 al 4 de agosto en el Automotodrom de Brno, en la República Checa.

El circuito lleva el nombre original de Tomás Masaryk, fundador y primer presidente de Checoslovaquia, y su trazado actual se inauguró en 1987.

La pista tiene una longitud de casi 5.403 km, lo que la convierte en la cuarta pista más larga del Campeonato del Mundo. Las rectas son bastante cortas y van desde los 35 metros hasta los 636,56 metros, ésta última situada en la línea de meta.

Aunque hay 14 curvas (8 a la derecha), la media por vuelta es casi idéntica a la de Losail (Catar), donde las motos de MotoGP alcanzan velocidades de más de 350 km/h.

Entre el segundo y el quinto kilómetro, la pista destaca por sus pendientes pronunciadas. El punto más bajo tiene una altitud de 376 metros sobre el nivel del mar, mientras que el punto más alto mide 450 metros. Este elemento influye en el frenado porque una cosa es reducir la velocidad de una moto en tramos planos, y otra totalmente diferente es hacerlo en la parte inferior de una pendiente descendente.

Otra variable que condiciona el frenado es el clima. La temperatura del asfalto llegó en 2018 hasta los 48°C mientras que en 2016 la lluvia lo redujo a tan solo 24°C. Ésto hace que, dependiendo de la situación, los pilotos deben evitar la vitrificación del material de fricción y el sobrecalentamiento excesivo.

Según los técnicos de Brembo, que asisten al 100% de los pilotos de MotoGP en 2019, Automotodrom Brno es muy exigente con los frenos. En una escala de 1 a 5, obtuvo un 4 en el índice de dificultad, exactamente la misma puntuación otorgada a las pistas españolas de Jerez y Aragón.

En una vuelta completa, los pilotos de MotoGP frenan 11 veces durante un total de 33 segundos. Ésto puede parecer mucho, pero en otras tres pistas el tiempo de frenado es mayor. La razón es que tres de los tramos de frenado de Brno duran menos de 2 segundos cada uno.

A pesar de las cinco curvas con una deceleración de al menos 1,4 G, la deceleración media en la pista es de 1,18 G, por lo que ni siquiera se acerca a los 1,23 G en el cercano circuito de Spielberg, que tiene sólo siete secciones de frenado, cada una muy intensa.

Sumando toda la fuerza aplicada por un piloto en la palanca de freno Brembo desde la línea de salida hasta la bandera a cuadros, el resultado es de unas 0,8 toneladas. En cada vuelta los pilotos tienen que aplicar una fuerza de 38 kg, dato que es similar al de Jerez.

De los 11 tramos de frenado en el Automotodrom de Brno, cinco están clasificados como exigentes en cuanto a los frenos, 2 son de dificultad media y los 4 restantes son ligeros.

El más difícil, con diferencia, es la curva 3. Las motos de MotoGP llegan a la tercera curva de Brno a una velocidad de 294 km/h y luego frenan durante 4,4 segundos para reducir hasta los 105 km/h. Para ello, los pilotos ejercen una presión de 4,7 kg sobre la palanca del freno y se ven sometidos a una deceleración de 1,5 G durante los 230 metros de frenada, llevando la presión del líquido de frenos Brembo HTC 64T hasta los 10,1 bar.

Se utiliza más espacio para frenar en la curva de Frantisek Stastny (curva 1). El ella la frenada mide 232 metros, sin embargo, dura sólo 4 segundos con 4,4 kg sobre la palanca de freno para reducir de 301 a 139 km/h.

El circuito de Brno es famoso porque fue aquí donde Valentino Rossi ganó su primera carrera. Era el 18 de agosto de 1996 y llevaba una Aprilia RS125 equipada con una pinza delantera Brembo de dos piezas con montaje radial y cuatro pistones pequeños. La pinza funcionaba con un disco de carbono Brembo de 273 mm de diámetro y una banda de frenado estándar.

En Brno, Rossi ha ganado siete carreras, siempre con frenos Brembo, mientras que Marc Márquez sólo ha salido victorioso en tres ocasiones, la última de ellas en 2017.

Desde 1993, año en que la carrera fue nombrada Gran Premio de la República Checa, las motos con frenos Brembo han ganado las 26 ediciones de la categoría de 500 cc y MotoGP.  [fuente BREMBO]

Bradl y Márquez en Alemania

  • Marc Márquez llega al Gran Premio de la República Checa con 58 puntos de ventaja en el Mundial, después de lograr cinco victorias en nueve carreras.
  • El piloto del equipo Repsol Honda suma tres triunfos en el circuito de Brno: uno en Moto2 (2012) y dos en MotoGP (2013 y 2017).
  • Jorge Lorenzo no disputará la prueba checa, al no estar plenamente recuperado de su lesión en las vértebras. Stefan Bradl volverá a competir con su moto, en un trazado en el que logró la primera victoria de su carrera, en 2008.

MARC MÁRQUEZ, Repsol Honda #93:Tengo muchas ganas de volver a subir a la moto. Durante el parón veraniego, siempre está bien relajarse un poco y ver a los amigos y a la familia, pero pronto echas de menos el equipo y la moto. Ya estoy preparado para volver al trabajo y el de Brno es un circuito divertido. Hemos terminado la primera mitad de la temporada muy fuertes y ahora debemos concentrarnos en seguir igual. En esta pista muchos pilotos van rápido, así que no podemos dar nada por sentado. Espero que la recuperación de Jorge [Lorenzo] vaya bien y podamos volver a verle de nuevo en el equipo”. [fuente Repsol Media]

Descarga la Race Card MICHELIN en este enlace

Las frenadas vía BREMBO en este enlace

Estadísticas de los pilotos tras Alemania aquí