Fin de semana nefasto, para olvidar, éste de Bélgica, tanto para Carlos Sainz como para McLaren

Arrancaba la semana con la noticia de que el madrileño cambiaba su motor de combustión y eso le acarreaba una sanción de cinco posiciones en la parrilla de salida del domingo.

El sábado, una inoportuna bandera roja cuando Carlos iba a realizar su vuelta lanzada en los últimos instantes de la Q1 le impidió pasar a la Q2 por lo que acababa en una frustrante P17, que más tarde al aplicar las sanciones a otros pilotos (hasta siete diferentes), tomaría la salida el domingo desde la P15.

Y ya en modo carrera en la jornada dominical la unidad de potencia del McLaren #55 comenzó a dar problemas en la vuelta de warm-up y dejó de trabajar en la primera de la carrera dando por terminada la misma por la vía rápida.

Carlos Sainz, McLaren #55: “Es evidente que ha sido un gran premio decepcionante, por no ser capaz de correr. Definitivamente tenemos que mirar lo que pasó hoy. Obviamente no es muy buena noticia, si ni siquiera se puede empezar la carrera. Por lo tanto, nada que decir. Una pena también la retirada de Lando en la última vuelta que nos impidió sumar otros 10 puntos en el campeonato, que habría sido un gran paso en la dirección correcta. Lo siento por todo el equipo. No creo que nos merezcamos estos dos abandonos. Por lo menos, el ritmo del coche mostró hoy que podíamos sumar unos buenos puntos. Lo que pasó ayer pone todo en perspectiva. Fue el más duro recordatorio de que los deportes de motor son extremadamente peligrosos y todo el mundo tiene que ser consciente de los inevitables riesgos que ésto implica. Toda la comunidad del motor está pasando por un momento muy difícil y emocional y todos mis pensamientos están con toda la familia de Anthoine y sus amigos. Siempre vamos a llevar su memoria donde quiera que sea la carrera. Es el mejor homenaje que podemos rendir los pilotos a nuestros compañeros. Descansa en paz”. [fuente McLaren]

Todos los datos de la carrera en este enlace