El piloto de Mercedes Lewis Hamilton ganó la carrera Steiermark Pirelli (Estiria) saliendo desde la pole y deteniéndose solo una vez para pasar de las llantas P Zero blandas rojas a P Zero medios amarillos

Ambos pilotos de Mercedes, que terminaron primero y segundo, usaron la misma estrategia, pero Hamilton se detuvo siete vueltas antes que su compañero de equipo.

Daniel Ricciardo, de Renault, fue el piloto mejor clasificado de los que comenzaron la carrera con neumáticos medios, terminando octavo en la meta después de un largo stint inicial de 37 vueltas.

Alfa Tauri fue el único equipo que utilizó el neumático P Zero duro blanco en la carrera (aparte del Ferrari de Charles Leclerc brevemente una vuelta) con Daniil Kvyat logrando un punto con el 10º puesto final.

Max Verstappen (Red Bull) y Carlos Sainz (McLaren) hicieron una parada adicional para neumáticos blandos al final de la carrera, para buscar el punto extra de la vuelta más rápida de carrera, que finalmente fue para Sainz con un nuevo récord.

El comportamiento de cada compuesto durante la carrera

-Duro C2: no se usó ampliamente durante la carrera también debido a las temperaturas más frías en comparación con la carrera de la semana pasada.

-Medio C3: utilizado por la mayoría de los pilotos para el segundo período, con seis coches que también comenzaron la carrera con este compuesto. Antes de que Verstappen y Sainz volvieran a detenerse para montar los blandos, Hamilton había establecido la vuelta más rápida de la carrera con un juego de medios que habían cubierto alrededor de 40 vueltas.

-Blandos C4: se comportaron de manera óptima en las condiciones de carrera de hoy, con tiempos de vuelta constantes durante períodos largos. Sainz usó el blando para establecer un nuevo récord de vuelta rápida en el Red Bull Ring en los últimos compases de la carrera.

El podio final del GP de Estiria

-La mejor vuelta realizada con cada compuesto ha sido la vuelta rápida de carrera de Carlos Sainz con blandos C4 en 1’05”619 que mejora en 1,3” la de 2018 de Raikkonen en 1’06”957, con medios C3 la mejor fue la de Hamilton de 1’06”719 y con duros C2 el más rápido fue Kvyat con una vuelta de 1’08”378.

-Los stints más largos con cada tipo de goma fueron las 39 vueltas de Norris con blandos C4, las 44 de Verstappen, Hamilton y Raikkonen con medios C3 y las 34 de Kvyat con duros C2.

Carlos Sainz, McLaren #55

Mario Isola, jefe de Pirelli F1: “Tuvimos condiciones de seco por primera vez desde el viernes, aunque, como era de esperar, las temperaturas ambiente y de la pista fueron más bajas que las observadas durante la carrera de la semana pasada, por lo que la estrategia de carrera fue a una parada cómoda incluso con los dos compuestos más blandos. Aunque hubo un libre elección de neumáticos para todos los pilotos para el comienzo de la carrera debido a la calificación del sábado en mojado, la mayoría eligió comenzar con el blando, confirmando el rendimiento consistente mostrado por este compuesto aquí el pasado fin de semana. Algunos pilotos se detuvieron dos veces para obtener el punto extra que se otorga a la vuelta más rápida, que finalmente la realizó Carlos Sainz estableciendo un nuevo récord, en una indicación del progreso que estos coches logran no sólo de año en año, sino incluso de una semana para otra. Estamos satisfechos con el rendimiento de todos los neumáticos en todo momento los dos fines de semana de carrera austriacos, durante el cual vimos una gran variedad de condiciones que iban desde lluvia torrencial hasta temperaturas superiores a 50 grados”.
[fuente y fotos Pirelli F1]

Carlos Sainz, McLaren #55

Carlos Sainz comenzó 3º y terminó 9º. Su vuelta más rápida de 1’05”619 en la vuelta 68ª fue la mejor y es un nuevo récord.

Realizó dos Pit-stops 2; el primero en la vuelta 32ª [Blandos / Medios] tardando 7” y el segundo en la vuelta 66ª [Medios / Blandos] en 2,8”.

Carlos Sainz, McLaren #55: “Un día muy decepcionante para mí. Perdimos muchos puntos después de un problema en la parada en boxes. La primera parte de la carrera corríamos P5 con un ritmo sólido y manejando la brecha con los coches de detrás. Desafortunadamente tuvimos una mala parada en boxes, lo que significó que salimos del pit en medio del tráfico. Tuve que empujar demasiado fuerte y demasiado pronto para intentar recuperar la desventaja, y eso agotó mi batería y finalmente comprometió mis neumáticos para la segunda parte de la carrera. Fue uno de esos días en los que nada sale bien. Es hora de pasar página y volver más fuertes, pero hoy nos perdimos un buen P5. Ganamos y perdemos como equipo, por lo que intentaremos luchar en Hungría la próxima semana todos juntos”.
[fuente McLarenF1]