Joan Mir; el hombre que hizo historia con Suzuki

Joan Mir Mayrata (Palma de Mallorca, 1997) no ha tenido la trayectoria arquetípica de su carrera en MotoGP. De hecho, sus inicios en el motociclismo llegaron mucho más tarde que los de sus rivales en los campeonatos de carretera. Su primera motocicleta fue una Polini cuando tenía 6 años, hasta que un año después recibió como regalo una pequeña Honda QR. Pero, inusualmente, su familia no tenía un fervor excesivo por las dos ruedas: todos a su alrededor estaban más interesados en la conducción todoterreno que en la pista, y la mayoría estaba entusiasmada con otros deportes. Su padre Joan, de hecho, es dueño de una tienda de patinaje en Mallorca, por lo que el pequeño Joan creció rodeado de tablas de skate.

No fue hasta que vio a su primo Joan Perelló, que estaba en el equipo Stop & Go en el Campeonato del Mundo, que se sintió fascinado por la velocidad. Admirador de su compatriota Rafael Nadal, Joan admitió en una entrevista que “como Rossi, no admiro a nadie”. Y sin embargo, paradójicamente, su primera experiencia de carrera en la pista llegó a la escuela de Chicho Lorenzo, donde permaneció durante un año. De allí se trasladó a la escuela de la Federación Balear de Motociclismo en 2009. Allí alguien descubrió que Joan tenía más que ofrecer que su sonrisa entusiasta. También es donde conoció a Daniel Vadillo, quien lo asesora y lo acompaña a cada carrera desde entonces. “Vimos que tenía algo diferente”, recuerda Dani.

Luego inició la aventura de la Copa Bankia en la categoría XL 160, en 2011. El mallorquín se alzó con la corona a falta de dos carreras antes de que el campeonato llegara a su fin definitivo. Más tarde llegó la Copa de MotoGP PreGP 125, y el siguiente paso en la ardua subida al Campeonato del Mundo, y Joan no se contuvo, asegurándose otro título.

En 2012, Joan se dirigió a la Red Bull Rookies Cup donde completó dos temporadas 2013 y 2014. Durante el primer año de adaptación, el piloto balear acabó noveno en la clasificación general mientras que en el segundo año terminó subcampeón tras una muy reñida batalla con el también español Jorge Martín.

Llegó un 2015 algo turbulento, en el que surgieron unas circunstancias desafiantes. Joan, ya preparado para comenzar su carrera en el Campeonato FIM CEV, se quedó fuera porque el equipo Leopard Racing canceló el proyecto en el último momento. Joan y su séquito se pusieron en contacto con el piloto Paco Sánchez, quien ayudó al joven a completar el campeonato CEV con una moto Ioda en el Team Machado pero finalmente apoyado por el equipo Leopard Racing. Luego, justo cuando la temporada estaba llegando a su fin y Joan estaba de vacaciones, recibió una llamada del equipo Leopard Racing nuevamente, ya que querían que reemplazara al japonés Hiroki Ono, lesionado, en el Gran Premio de Australia; una aparición de comodín que valía su peso en oro. Después de un debut discreto, Joan, que estaba en el puesto 15º en la parrilla de Phillip Island, tuvo un comienzo espectacular y se colocó en el grupo líder, pero se fue al suelo mientras estaba en la 4ª posición. Sin embargo, había dejado su huella; Leopard reconoció su logro y lo reclutó para la temporada 2016. Finalmente, en junio de 2018 firma con Suzuki para entrar en la categoría reina en 2019… y lo demás es historia.

La carrera del GP Comunitat Valenciana 2020

La penúltima carrera del año, el GP de Valencia, fue un asunto tenso para el equipo Suzuki Ecstar ya que Joan Mir se enfrentó al primer punto de partido de la temporada. Sin embargo, el joven mallorquín corrió una carrera extremadamente mesurada e inteligente, haciendo lo suficiente para llevarse la corona del Campeonato del Mundo de MotoGP 2020 con estilo con una ronda de sobra.

Comenzando la carrera de 27 vueltas desde el puesto 12º y 14º en la parrilla, Mir y Alex Rins sabían que sería difícil repetir el resultado de doblete que lograron una semana antes en el Ricardo Tormo de Cheste. Sin embargo, ambos pilotos hicieron buenas salidas para ganar lugares en las primeras vueltas. Mientras Rins comenzaba a perseguir al grupo de cabeza, Mir se arriesgó y se aseguró de tener suficiente calor en su neumático delantero duro antes de atacar a los que estaban delante de él.

Rins se abrió camino hacia un quinto lugar en la vuelta 11, y Mir subió al octavo una vuelta más tarde.

Con solo un puñado de vueltas restantes, Rins se había adaptado a un ritmo fuerte y estaba manteniendo a raya a sus rivales. Obtuvo un sólido cuarto lugar para mantenerse en la búsqueda del segundo lugar en el Campeonato, ayudando simultáneamente al Equipo Suzuki Ecstar a asegurar matemáticamente el Campeonato de Equipos 2020.

Consciente de lo que había que hacer para llevarse la codiciada corona mundialista, Mir adoptó un enfoque tranquilo e inteligente de la carrera, manteniendo la calma en la situación de alta presión y evitando riesgos innecesarios. Terminó el GP de Valencia en séptimo lugar, pero lo más importante es que tiene una brecha de 29 puntos en la clasificación, lo que significa que está confirmado como el Campeón del Mundo de MotoGP 2020 a falta de una carrera, un logro increíble en su segunda temporada en la categoría reina del motociclismo y un día trascendental para Suzuki en el que ganan su primer título en 20 años mientras también celebran su centenario y sus 60 años en las carreras.

Davide Brivio, director del equipo: “Es una sensación increíble, ¡no podríamos haber esperado más! Ganar el título este año, cuando se cumplen 100 años de Suzuki, 60 años en las carreras y también 20 años desde el último título. Ni en mis sueños más locos podía imaginar algo tan bueno como esto; es realmente genial. Debemos felicitar enormemente a Joan, ya que fue tan constante como profesional en todo momento. Alex también hizo un muy buen trabajo hoy para obtener unos buenos puntos al acabar en el cuarto lugar. Finalmente, debo agradecer a todo el personal, ya sea en casa, en Japón o aquí en el circuito; todos han trabajado increíblemente duro para esto. Muchas gracias por todo”.

Joan Mir, piloto Suzuki Ecstar #36: “¿Campeón mundial? ¡Suena increíble! Es realmente difícil encontrar las palabras en este momento, pero debo agradecer mucho a mucha gente y sobre todo a Suzuki por esta oportunidad, ¡estoy muy feliz de darles un título! Ser la persona que les trae otra corona después de 20 años es un sentimiento increíble y un verdadero honor. Todo el equipo hizo un trabajo increíble y estoy muy contento con esta victoria en el campeonato. He recorrido un largo camino desde que era un niño sin apenas dinero para correr, y mi familia debe agradecerlo. Trabajé muy duro para llegar a la cima y esta recompensa es increíble. La carrera de hoy no ha sido fácil, pero obtuve el resultado que necesitaba y espero tener un gran final en Portimao. Es hora de celebrar, pero debemos hacerlo de manera responsable”.

[fuente Prensa SUZUKI]

Informe Michelin Motorsport del GP Comunitat Valenciana en este enlace