Andrew Shovlin, uno de los pesos pesados en la dirección del equipo Mercedes de F1, ha analizado brevemente el nuevo estatus de la marca en una temporada que empezó muy torcida en Brackley, pero que poco a poco va enderezándose, llegando incluso a temerse que los de Wolff entren en la batalla de cara a las últimas carreras de la temporada.

    El rebote ya es agua pasada

    En base a estas palabras, recogidas por el medio alemán Auto Motor und Sport, para Shovlin, el gran problema que arrastra Mercedes desde comienzos de temporada, podría no solo haberse reducido, como muestran claramente las cámaras onboard de Russell y Hamilton, sino incluso haber desaparecido: “El rebote ya no es un problema para nosotros”, afirma el director de ingeniería en pista, a propósito de un fenómeno que según se aproxima la fecha en que la FIA comenzará a regular las oscilaciones verticales, menor efecto parece tener en los distintos monoplazas.

    Todavía tenemos algunas cosas en la recamara, nada del otro mundo, pero cosas que nos llevarán más lejos”, prosigue el ingeniero británico, quien junto al resto de personal de Mercedes se niega a dar por acabada la temporada 2022, en la que seguirán trabajando para seguir acercándose a las victorias este año, el gran objetivo de la escudería hoy por hoy.

    Antes de concluir, Andrew Shovlin reflexiona sobre el cambio de mentalidad y la forma en que se han encontrado solución a esos rompecabezas que planteaba el W13 a comienzos de año: “Ya no estamos dando vueltas en círculos, sino que ahora avanzamos continuamente. También con la puesta a punto”, asegura el director de ingeniería, de quien se puede extraer como cada vez están mas confiados en el grupo de personas que trabajan para devolver a Mercedes al lugar que acostumbra.

    Progresión difusa

    Lo cierto es que con las estadísticas en mano, cada vez es más frecuente ver a los hombres de Wolff colarse en el podio, sin ir más lejos en las dos últimas carreras se han salido con un doble podio. Pero estos buenos resultados no siempre se ven acompañados de la sensación de estar más cerca. En este sentido, es habitual que en Mercedes comiencen los fines de semana algo perdidos, con mucho trabajo de viernes a sábado y que al final sean los errores de Ferrari y Red Bull los que les permitan ganarles la partida, idea que también ha expresado el propio Toto Wolff tras las últimas 2 carreras. Veremos de que son capaces de aquí a final de temporada y si finalmente Hamilton y Russell pueden subir a lo más alto del podio.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

    Fuente: www.caranddriver.com