El volante de Alpine quizá sea uno de los más apetecibles de la F1 en 2023, pero también hay que estar preparado para la presión que supone ponerse a las órdenes de Otmar Safnauer. Antonio Giovinazzi es el nuevo nombre que se suma a la lista para los test de la escudería francesa en Budapest a finales del presente mes. El italiano fue invitado a la jornada de test que la escudería organizará en el trazado del Hungaroring y se convierte, de hecho, en uno de los candidatos a sustituir a Fernando Alonso la próxima temporada.

    Sin Alonso y sin Piastri toca hacer criba

    Alpine lleva tiempo planeando correr su monoplaza 2021 en Budapest como parte de su programa dedicado a los jóvenes pilotos, pero la cita cobra mayor importancia por el mercado de fichajes. Jack Doohan, miembro de la Alpine Academy, fue el primero en aparecer en la lista de participantes. A él se sumó el piloto de IndyCar, Colton Herta, que aún mantiene la esperanza de ganar una Superlicencia que le permitiría conducir con AlphaTauri el próximo año. De ser así, Red Bull pensaría liberar a Pierre Gasly para unirse a Alpine. Sin embargo, este es un escenario muy hipotético, lo que obliga al equipo de Enstone a trabajar con otras opciones. El tercero en unirse a la fiesta de los test ha sido Nyck de Vries.

    Pero el perfil Giovinazzi gana enteros por la experiencia. Y Laurent Rossi lo confirma. “Necesitamos encontrar un piloto que pueda sumar grandes puntos desde el principio. Mayor pero al mismo tiempo capaz de desarrollarse con nosotros. así que esos son los criterios que estamos aplicando en este momento“, señaló a Motorsport.com

    El piloto italiano sigue vinculado a Ferrari y afirma que quiere seguir vinculado con la F1. “Quiero estar el año que viene, seguro, no es ningún secreto, pero no depende de mí. Veremos qué podemos hacer, y en este momento mi enfoque es hacer un buen trabajo en esas dos sesiones. Una está hecha, ahora hay otra“, argumentó. En Monza probó el Haas en los entrenamientos libres y volverá a subirse en Austin en el mes de octubre. Los de Maranello, en caso de que tuviera ofertas, no pondrían impedimento a su salida. Alpine toca todas las teclas posibles y su decisión no tardará mucho en llegar.

    Fuente: www.caranddriver.com