Christian Horner fue una de las personalidades clave de la tensísima temporada 2021, el jefe de Red Bull jugó hábilmente sus cartas y las de su equipo frente a las de sus duros rivales de Mercedes, para conseguir alzarse con el titulo de pilotos que Max Verstappen arrebató in extremis a Lewis Hamilton cuando solo faltaba una vuelta para concluir el GP de Abu Dabi.

    La polémica que se desató tras la decisión de Masi y todo el odio que atrajo la figura del australiano formaron parte de una de las campañas de desprestigio más injustas de los últimos tiempos en F1, más injusta aún después de la reacción general de los aficionados al triste final del reciente GP de Italia, que ahora utiliza el propio Horner para exculpar al antiguo director de carrera.

    Masi, víctima del sistema

    Así Horner ha comentado que tras lo sucedido en carrera y con el desarrollo de la investigación y cuestionamiento de la arbitrariedad de Michael, tuvo acercamientos al australiano en señal de apoyo: “, [contacté con él] en un par de ocasiones”, asegura Horner, quien innegablemente se vio beneficiado del proceso acelerado para volver a la competición.

    Sentí que no era justo, la forma en que lo habían tratado, porque creo que había hecho lo mejor que podía, siguiendo los principios de terminar carreras bajo bandera verde”, prosigue el jefe de Red Bull, haciendo hincapié en el espíritu deportivo que primó sobre seguir el procedimiento al pie de la letra, como situación excepcional.

    Lo único en lo que metió la pata fue en no permitir que los dos últimos autos en la parte trasera de la fila se desdoblaran”, insiste Christian Horner, para quien disfrutar del espectáculo después de una temporada increíble merecía cualquier prioridad.

    La lección de Monza

    Seguidamente, Horner ha recapitulado sobre lo que sucedió hace unas semanas en Monza, cuando la afición mundial entró en colera por el espectáculo arruinado tras un errático y definitivo periodo de safety car, que impidió acabar la carrera con baderna verde: “Como vimos recientemente en Monza, nadie quiere ver una carrera arruinada y terminada bajo un Safety Car”, apunta el de Red Bull quien como muchos otros, ahora sí es consciente de que el verdadero problema del GP de Abu Dabi 2021, no fue tanto la decisión de Masi, sino el hecho de que se viese forzado a alterar el procedimiento habitual, para poder brindar acción en pista; algo sobre lo que nadie quiso recapacitar en su día, usando a Masi de ariete y repitiendo nuevamente el gran fallo en Italia hace unas semanas.

    Así que hizo todo lo posible para que la carrera se reanudase. Lo que habría sido un final horrible para la temporada, para verla diluirse y acabar bajo un coche de seguridad”, opina Horner, cavilando sobre el final alternativo de haber terminado una carrera y una temporada como aquella, en procesión.

    Finalmente, Christian Horner vuelve al aspecto más personal, sobre el trato que recibió el director de carrera aquellos días y el modo en que se le dio la espalda en un momento tan complicado: “Creo que la reacción después de la carrera hubo una gran cantidad de abusos que se le enviaron; hubo amenazas de muerte para su familia. Ningún individuo merece pasar por eso”, concluye Horner, en una nueva contribución para limpiar la imagen de Michael Masi.

    Fuente: www.caranddriver.com