Oscar Piastri ha dejado huella en Fórmula 1 antes de comenzar. Las batallas entre equipos por hacerse con los servicios de un piloto en concreto no son nada nuevo en la categoría, pero la forma en lo que ha sucedido todo el drama del piloto australiano, siendo anunciado por Alpine cuando ya había firmado con McLaren, marcará un antes y un después.

    El contrato de Schrodinger

    Así lo asegura Laurent Rossi, que ha concedido una amplia entrevista al medio Auto Motor und Sport donde habla de todo lo vivido durante el verano con la discusión contractual de Oscar Piastri, donde revela que ahora todos los equipos tendrán mucho cuidado con los contratos que firman a sus jóvenes pilotos.

    Al contrario que con Piastri, Rossi no le guarda rencor a Fernando Alonso, reconociendo que tal y como dijo el piloto, era un asunto que se resolvía en cinco minutos, pero donde las dudas del equipo Alpine sobre el desempeño del piloto lo imposibilitaron. “Tiene 41 años. En dos años cumplirá 43. No se puede planificar con tanta antelación. La Fórmula 1 es un deporte muy exigente. A esta edad, el bajón puede venir de un año para otro. Así que no podíamos comprometernos por tanto tiempo. Soy responsable de más de 3000 empleados en Alpine y Luca de Meo de más de 240 000 en Renault. No podemos tomar decisiones irracionales que impliquen riesgo. No debería haberse preocupado por la opción de más de un año. Si se hubiera desempeñado tan bien en el primer año como lo hace hoy, habríamos ejecutado la opción. Él sabía eso. Pero aún quería compromiso más allá de los dos años. solo puedo asumir que recibió una oferta en otro lugar con mejores condiciones y decidió ir a por ella. Estamos tristes por ello, pero no resentidos. Es su derecho elegir otra cosa. Nos despedimos en buenos términos y sabemos que Fernando dará lo mejor de sí hasta final de temporada.”, afirmó Rossi.

    “El caso de Oscar es más complicado. En noviembre de 2021 ejecutamos una cláusula de nuestro contrato de piloto de la academia. El contrato, jurídicamente no vinculante, decía que sería reserva en 2022 y que lo prepararíamos de la mejor forma posible para la Fórmula 1, además de encontrar un asiento para él en 2023 y 2024. Hemos mantenido todos los acuerdos. Le proporcionamos un programa de 5.000 kilómetros de los que ya había completado 3.700 en agosto. Tenía pleno acceso y asistió a todas las reuniones. Oscar iba a ser el piloto más preparado de la historia de la F1. En Miami llegamos a un acuerdo con Williams y sus pruebas ya estaban planeadas.”, continuó explicando Rossi los pormenores del acuerdo alcanzado con el futuro piloto de McLaren.

    “Cumplimos todo. Quisimos darle un nuevo contrato para 2023 que remplazaría el anterior y no quiso firmarlo. Por eso no pudimos presentar un contrato al tribunal. En cierto modo, estábamos atrapados. Al final resulta que había firmado con McLaren el 4 de julio. Asumíamos que en esa fecha él aún tenía obligaciones con nosotros. Sentíamos que nos debía algo después de toda la formación. Después de todo, existe algo llamado lealtad.”, añadió el de Alpine antes de explicar los puntos de desencuentro con el piloto reserva.

    “Le decepcionó que apostáramos por Alonso”

    “Le decepcionó que apostáramos por Alonso y no por él de inmediato. Tampoco quería pilotar para Williams. Le dijimos que debería estar contento con lo recibido. Alonso definitivamente correrá a un nivel más alto que un debutante en 2023. Tal vez Oscar llegue ahí en algún momento, pero no será de inmediato. Hubiera sido necesario algo de modestia. Russell corrió tres años con Williams y no le ha hecho ningún daño. ¿Se ha quejado alguna vez? Ahora pilota en Mercedes y está claro que el entrenamiento no ha sido malo.”, explicó el CEO de Alpine, claramente airado por la situación.

    “Habría pilotado para nosotros después de que Alonso se fuera. McLaren y nosotros estamos igualados, pero nosotros somos una fábrica y eso es una ventaja competitiva. Creció en este equipo, conoce a todos aquí. Mostramos nuestro compromiso con él. ¿No debería estar un poco agradecido? Incluso si se convierte en el próximo Michael Schumacher esta historia le perseguirá para siempre. No hay excusa para el comportamiento de Oscar. Mordió la mano que le daba de comer y jugaba con nosotros porque algunos borradores de contratos no los entregó a tiempo.”, siguió comentando Rossi que reconoció que el equipo sigue estudiando tanto la posibilidad de pedir judicialmente una compensación económica como el hecho de liberar al piloto antes de que su contrato llegue a su fin.

    Razones para ir al tribunal

    Rossi también contestó a una de las preguntas que se ha hecho el mundo Fórmula 1 cuando se supo que Alpine no tenía contrato vinculante con Piastri y el hecho de haber ido hasta el tribunal de arbitraje. “Muy sencillo. Pensamos que McLaren ya tenía un trato con Ricciardo, por lo que a Piastri no podía ofrecerle uno. Sólo hay dos lugares disponibles. En nuestra opinión, no podrían haber fichado a un tercer piloto porque no puedes alinear tres coches. Nosotros, por otro lado, teníamos un asiento libre.”, concluyó Laurent Rossi.

    Fuente: www.caranddriver.com