Mohammed Ben Sulayem, presidente de la FIA desde el pasado mes de diciembre, estableció unas directrices para reformar gran parte de la estructura de gestión de la organización, además de buscar una nuevo plan de gobierno. Uno de esos era nombrar a un director general por primera vez en la historia de la FIA, y para ello creó un grupo de trabajo que ayudara a encontrarlo. Esta semana, el máximo organismo internacional del automovilismo ha anunciado que Natalie Robyn se incorporará “en un futuro próximo” para asumir el papel de directora general.

    Un cargo que abre una puerta

    Robyn, antigua directora general de Volvo en Suiza, cuenta con más de 15 años de experiencia en la industria del automóvil, además de haber ocupado cargos directivos en Nissan y DaimlerChrysler.

    Para la FIA, Robyn “va a ser la responsable del buen funcionamiento y rendimiento financiero de una FIA integral, así como de impulsar la estrategia de reforma que propone la federación.” Explican cuáles serán sus funciones. “Natalie también desarrollará nuevos planes de crecimiento comercial para aumentar y diversificar las fuentes de ingresos de la FIA, asegurando la estabilidad financiera para poder proporcionar más recursos a nuestros miembros”, señalaba el comunicado

    Así misma, la propia Natalie se mostró entusiasmada con el cargo y la confiaza. “Estoy encantada de ser nombrada la primera directora general de la FIA en un momento tan importante y emocionante para la Federación“, añadió Robyn.

    Por último agradecía el apoyo a Ben Sulayem y agregaba que tiene ganas de empezar. “Estoy deseando trabajar con los diferentes miembros, el equipo directivo y el Presidente para llevar a cabo su visión de reforma y crecimiento, con la participación de todo el personal“, concluyó.

    Además, Ben Sulayem dijo que el nombramiento de Robyn es una transformación para la federación. “Su liderazgo y su amplia experiencia serán cruciales para mejorar nuestras finanzas, nuestro gobierno y nuestras operaciones. Tiene gran experiencia demostrable en materia de diversificación y crecimiento, así como en el desarrollo de capacidades de liderazgo, que serán un activo extremadamente valioso para la FIA y nuestros miembros”, argumentó.

    Fuente: www.caranddriver.com