El Gran Premio de Singapur será un reto para los pilotos en 2022. Esteban Ocon muestra sus sensaciones en la semana de carrera en el trazado asiático. El de Alpine cree que será una de las peores citas para ellos por la cantidad de baches que alberga el circuito y porque las características no son las idóneas para su monoplaza.

    No es un sitio de su agrado

    Esteban Ocon espera verse sacudido por los baches en Marina Bay y adelanta que si en Montreal les costó, aquí la tarea será más complicada. “Canadá fue bastante difícil, pero Singapur será una de las peores giras del año. Todavía lo es, eso no es nada nuevo. Va a ser muy accidentado, un gran desafío para nosotros, en mi opinión . Será muy físico”, explicó el galo a MotorSport.com.

    Afirma que no está entre sus trazados favoritos pero que asumirá el reto. “Me encanta Singapur, pero el circuito en sí no es mi favorito. Los coches son ​​karts sobre bordillos, va a ser duro, no va a ser divertido. Pero estamos preparados para el desafío y creo que también lo será”. Es interesante ver quién elige qué en términos de configuración, si el coche se manejará bien o tendrá agarre“, agregó.

    Sin embargo, George Russell no opina lo mismo. El de Mercedes va por otro línea de pensamiento y sí cree que le irá bien este circuito. “Creo que, sobre el papel, Singapur debería adaptarse a nuestro coche. Pero cuando echamos la vista atrás a los circuitos urbanos de Mónaco y Azerbaiyán, a nuestro coche no le va demasiado bien sobre los baches”, recuerda.

    Una de cal y otra de arena. No hay unanimidad y será uno de los mayores retos para todos, lo que significa que habrá sorpresas y más igualdad.

    Fuente: www.caranddriver.com