George Russell está completando una brillante campaña de estreno con Mercedes, el joven británico ha recibido al fin su ascenso al equipo que tenía prometido y está sabiendo aprovechar esta oportunidad pese a que el rendimiento del Mercedes haya decaído respecto a temporadas pasadas. De este modo, Russell sigue en la batalla por terminar segundo en el campeonato de pilotos, y es a base de regularidad, como ha fraguado su fortaleza: solo su abandono en Silverstone le ha privado de acabar en el top5 en todas las carreras de esta temporada.

    A propósito de los problemas de su W13 esta temporada, Russell ha querido analizar el sufrimiento de las flechas plateadas en clasificación, motivo por el cual pierden bastante ventaja de cara a las carreras, donde son capaces de cimentar un potente ritmo en el vuelta a vuelta.

    Problemas de temperatura

    Y es que para el ‘63’ una de las claves podría encontrarse en la dificultad que tienen en el equipo alemán para colocar el neumático en la ventana de temperatura adecuada, ventaja en carrera que pasa factura en la crono: “No hay duda de que somos muy buenos en la gestión de la temperatura de los neumáticos y eso probablemente juegue en nuestra contra”, abre el piloto anglosajón para introducir sus cavilaciones.

    En la calificación, creo que los coches de la mitad de la parrilla, que potencialmente inducen más temperatura en los neumáticos, pueden darse el lujo de ir más lentos en las vueltas de salida, dañar menos el neumático y luego tienen aún más rendimiento en una sola vuelta”, prosigue George, estableciendo una reacción en cadena por la cual Mercedes tiene que ‘pagar’ un precio los sábados, antes de cobrar su recompensa los domingos.

    Demasiado duros en la vuelta de preparación

    En consecuencia, siguiendo el planteamiento del poleman del GP de Hungría, para Mercedes es necesario emplear más vida útil del neumático en la vuelta de salida de boxes, algo que a la larga acaba resultando poco favorecedor en la vuelta lanzada: “Mientras que, con nosotros, vemos que nuestras vueltas de salida tienen que ser tan rápidas en la clasificación para obtener la temperatura, que estamos dañando la superficie del neumático”, establece un Russell que a pesar de haber logrado una pole esta temporada, acostumbra a salir detrás de los Red Bull y Ferrari, lo que condiciona sus posibilidades de triunfo en carrera.

    Probablemente por eso estamos a la defensiva en la calificación. Pero es solo una teoría. Todavía no tenemos mucho mérito para respaldar ese argumento”, completa el de Mercedes, sosteniendo que no se trata más que de una tesis personal, aunque esta se vea bastante refutada por hechos en cada gran premio.

    Fuente: www.caranddriver.com