AlphaTauri no se encuentra. Año para olvidar, es el peor de los últimos cinco años. 33 puntos repartidos entre Pierre Gasly (22) y Yuki Tsunoda (11). Por eso, el francés piensa en salir de la casa Red Bull y volar en solitario. Francia, Alpine, le llama. Está entre los favoritos pero si le quieren tocará pasar por caja, porque tiene contrato hasta 2023. Al frente de la nave se quedará el nipón como líder del equipo, pero ¿estará preparado el japonés para asumir el reto?

    Mejoría en pilotaje pero no puntúa desde hace 10 carreras

    La llegada de un nuevo recluta a Faenza convertiría a Tsunoda en el piloto más experimentado del equipo, asumiendo así su nuevo rol. Sin embargo, aunque ha mejorado su faceta en la pista, está más cerca de Gasly, le queda controlar su temperamento. Y este año su nivel no es tan destacado porque el equipo no tiene armas que le permitan brillar como si las tuvo Pierre en los años anteriores. Ante de si se ve como el comandante de AlphaTauri, el piloto japonés respondió: “Por supuesto que será difícil. Pierre siempre brinda comentarios de calidad, incluso cuando el equipo está en apuros, y he aprendido mucho de él. No esperaría desempeñarme tan bien o dar comentarios como Pierre de inmediato. Pero en este momento, estoy aprendiendo todo lo que puedo de su lado. Todavía hay muchas cosas que puede enseñarme. Actualmente estamos en el mismo barco, estamos desarrollando el coche tanto como sea posible para lograr un ritmo más consistente en el fin de semana de carrera“, explicó para MotorSport.com

    La situación es preocupante. Su contrato de renovación aún está en el aire. Tsunoda lleva diez Grandes Premios consecutivos sin sumar un solo punto, el último fue en el GP de España donde quedó décimo, es su peor racha en la Fórmula 1. Y, por supuesto, no es ajeno a ello. Sabe que tiene que seguir picando para avanzar o de lo contrario dejará de sonar como líder para ser un recambio.

    En Monza, la última carrera disputada hasta la fecha, Tsunoda fue relegado al final de la parrilla por varias penalizaciones de motor y terminó en el puesto 14; antes de la neutralización final, tras la salida del Safety – Car estaba a sólo once segundos de Gasly, quinto en parrilla y octavo en meta. Franz Tost, el jefe del equipo admite que el equipo tampoco le está ayudando y que en ciertos momentos no ha tenido buena suerte con paradas mal ejecutadas en su coche. “Yuki no lo tuvo fácil, no fue tan fácil adelantar; sin embargo, lo logró bien. Le pedimos que pusiera neumáticos blandos durante el coche de seguridad, porque pensamos que tendría buenas posibilidades con neumáticos nuevos si la carrera se reiniciaba, pero desafortunadamente ese no fue el caso. Solo pudo terminar 14º, pero Yuki tuvo un buen fin de semana en general”, concluyó.

    Fuente: www.caranddriver.com