Guanyu Zhou ha sido una de las gratas sorpresas de la temporada, el joven piloto chino decidió desvincularse de Alpine para buscar su propia senda en la Fórmula 1 de la mano de Alfa Romeo, desde entonces el asiático ha mostrado una excelente actitud y ha sumado valiosos puntos como el de su carrera de debut. Paralelamente, Zhou ha sido protagonista de una de las imágenes de la temporada, después del espeluznante accidente que sufrió en el GP de Gran Bretaña.

    Entrevistado por el portal Crash.net, el shanghainés repasa como se sobrepuso a ese duro golpe moral y su autovaloración de la temporada.

    Gran ejercicio mental

    De este modo, Zhou ha enfatizado en como un acontecimiento de esta magnitud puede llegar a trastocar el equilibrio de un piloto: “Está muy cercano”, asegura Guanyu, aunque se sabe afortunado de haber salido ileso: “Obviamente lo que pasó no era algo que yo quisiera, pero al menos salí completamente bien de eso”, prosigue el ‘24’.

    A propósito de la ocasión Zhou ha enfatizado en el impacto que accidentes como este pueden repercutir en la personalidad y espíritu competitivo, como ya les pasó a otros pilotos por ejemplo Felipe Massa: “Fue bastante bueno tener un fin de semana de carrera inmediatamente después, por lo que no tuve tiempo de pensar realmente en lo que sucedió. Inmediatamente, el lado mental no me desanimó”, analiza el de Alfa Romeo, advirtiendo sobre las repercusiones y secuelas que pueden dejar huella.

    Pude salir de aquello perfectamente, a pesar de que se ve bastante aterrador en la televisión y los videos”, dijo. “Así que traté de mantenerme alejado de todo ello y solo pensar en lo que venía”, recuerda el chino, sobre los instantes posteriores al ‘huracán’, mentalizándose para la siguiente carrera.

    Estoy muy contento de que después de todos estos años de carreras, estaba mentalmente muy fuerte y más preparando de lo que esperaba. Así que no me forzó a reiniciarlo todo, podía seguir corriendo y todo estaba bien”, analiza Zhou, quien remarca la fortaleza interior que ha de atesorar y trabajar para poder volver a montarse en el monoplaza 5 días después y competir como si nada hubiese pasado.

    Satisfecho con la temporada

    Más adelante, Guanyu Zhou también tuvo un momento para valorar su primera temporada en F1 y el cumplimiento de las expectativas en torno a su figura: “Obtener un punto en mi debut significó mucho para mí, solo la presión de querer probarme a mí mismo ya me la quité de encima en la primera ronda. Así que ese fue un momento especial”, rememora el joven de 23 años, quien vivió un momento muy significativo al acabar su primera carrera entre los 10 primeros.

    Me sentí tan bien estar haciendo eso tan temprano, porque para un novato, lleva tiempo y no tienes tiempo para acomodarte. Así que estaba contento con la forma en que estaba mejorando, carrera por carrera”, completa un Guanyu Zhou muy satisfecho con su desempeño, reconociendo como aquellas primeras citas ayudaron a rebajar la presión y permitir que su pilotaje hablase por sí mismo.

    Fuente: www.caranddriver.com