Ilusionado como un niño con zapatos nuevos. O más bien como un joven que recibe su primer kart y gana por primera vez. Porque hablamos de alguien que no entiende su vida sin estar pegado a un volante y a cuatro ruedas. Así de contento está Pedro Martínez de la Rosa, expiloto de Fórmula 1, con su llegada a Aston Martin como nuevo embajador del equipo. Posaba radiante y sonriente en la sede de Inglaterra, con los pulgares hacia arriba, porque recala en una estructura que ha hecho un desembolso gigante para ganar en los próximos años, al menos esa es la intención. Que salga bien es otra cosa. Y por tercera vez trabajará al lado de Fernando Alonso. En un entrevista para los compañeros de El Confidencial desgrana el momento de la “llamada” que le acercará de nuevo al paddock, la felicidad de trabajar con el asturiano y la misión de preparar y moldar a a las futuras promesas de la escudería.

    Ir de cara con Alonso

    El catalán cree que lo mejor para Aston Martin para evitar problemas con Fernando Alonso es ser sinceros con él desde el primer día. Le conoce a la perfección, será la tercera vez que compartan equipo. La primera fue en McLaren, época turbulenta en 2007, después en Ferrari en 2010 y doce años después en Aston Martin. Para trabajar bien con el asturiano, lo ideal es ser honestos y transparentes en todo momento. “Es una ilusión tremenda. Siempre me he llevado muy bien con él, pero porque principalmente él es un tío muy claro y competitivo, al que lo que más le gusta es que vayas de cara y sin dorar la píldora. Cuando he trabajado con él, creo que hemos tenido una buena relación porque no nos hemos engañado, nos hemos dicho las cosas muy claras. Creo que con Fernando toda la gente que va de cara nunca tiene problemas. Es la clave“, asegura.

    De la Rosa llegará a Aston Martin en 2023 como nuevo embajador del equipo, con un importante rol en comunicación, marketing y jóvenes pilotos. Asegura que aún no ha hablado con el bicampeón del mundo. “Dicho esto, aún no he hablado con Alonso. La situación es extraña, porque hemos tenido contacto por mensajes, pero no hemos tenido ninguna reunión. Él trabaja con Alpine todavía y yo tengo medio pie en Aston Martin, aunque aún no he ido a la oficina. Tenemos mucho por hacer. ¡Cómo me apetece trabajar con Fernando otra vez! Estoy muy ilusionado.

    El español desembarca con fuerza y con muchas ganas para convertir a Aston Martin en un equipo ganador a toda costa. “Mi rol es muy comercial, muy marketiniano, todo lo que quieras, pero yo he llegado para crecer, para aprender, quiero trabajar con Fernando más. Y solo el tiempo dirá. Ninguno nos hemos metido en este proyecto para ver cómo pasa el tiempo. Tenemos que contribuir cada uno en lo suyo para que sea un equipo ganador.“, añade.

    Sobre el momento en el que recibió la llamada

    De la Rosa matiza que ni Martin Whitmarsh (figura destacada en McLaren durante dos décadas y hoy director ejecutivo de Aston Martin Performance Technologies) con quién coincidió en Woking y mantiene una estrecha relación personal, ni Martin Bishop, (responsable de Comunicación del equipo británico, como en el pasado con McLaren), ni Fernando Alonso le llamaron, sino que tuvo que ser otra persona del equipo pero avalados por ellos. “Fue una sorpresa la primera llamada que recibí, porque no me llamó ninguno de ellos. Yo creo, además, que no hay nada peor que contratar a un amigo. Al final, Mike Krack (máximo responsable del equipo), supongo que con buenos informes internos de Martin o Matt, es el que me llama, porque no he hablado con nadie… Por tanto, me sorprende mucho la llamada, pero me alegra enormemente“, detalla.

    ¿Cuáles serán sus funciones en el equipo? Pedro admite que su papel no cambiará mucho respecto a lo que ya ha vivido en otras escuderías en el pasado. “Es una responsabilidad y un orgullo que una marca tan potente confíe en ti, razón de más. Sinceramente, no veo mi rol muy diferente al de los equipos de Fórmula 1 en los que he trabajado de piloto, pero sin pilotar. Básicamente, se trata del apoyo mediático en marketing, en comunicación, en los eventos, en todo lo que he hecho siempre como piloto, incluso cuando era reserva. Es un poco más de lo mismo, no me coge por sorpresa“, continúa.

    Sin embargo, sí hay una función novedosa que desempeñará en la escudería británica. “Lo que sí es un apartado nuevo es trabajar en el programa de jóvenes pilotos de Aston Martin, un programa en el que el único miembro de momento es Felipe Drugovich. A partir de aquí, es trabajar en un proyecto que me hace muchísima ilusión”, agrega.

    “Sabes cosas”, y el mayor desafío que les espera

    En el mes de julio, antes de que se hiciera oficial la llegada de Alonso a Aston Martin, Pedro Martínez de la Rosa subió a Twitter una fotografía suya en la puerta de la sede en una visita al equipo. Una imagen a la que respondió Fernando Alonso y se armó la intrahistoria: “Sabes cosas”, le comentó el asturiano. El ex piloto de Arrows, Sauber o HRT entre otros, al que le impresionó de manera sobresaliente las instalaciones, se reía de la situación. “Cuando fui allí en julio, me quedé impresionado del equipazo que están montando y de las instalaciones que están en construcción. Sin embargo, en ese momento, ni Fernando iba a Aston Martin, ni yo, ni nada… No había ningún tipo de proyecto, ni plan oculto, ni yo sabía cosas, como me decía Fernando en el intercambio de mensajes en las redes sociales“, recordó.

    Ambos pilotos y amigos levantaban las sospechas de una unión. “Ahí empezó una broma en las redes sociales, y yo le decía: “Tío, si yo no sé nada”. Y él se reía conmigo: “La que hemos liado, ¿no?” (risas). El tema fue creciendo en las redes, todo el mundo daba por sentado de que yo iba a acabar en Aston Martin, y yo pensaba: “Nunca más lejos de la realidad”. Llevo meses diciendo que no, pero en las últimas semanas se ha hecho todo. Hemos cerrado el acuerdo en cuestión de horas. Ha sido todo muy gracioso, en el sentido de que la realidad ha ido siempre por detrás de la ficción”, argumenta entre risas.

    De la Rosa actualmente es comentarista de los grandes premios en la plataforma de Movistar+, con su llegada a Aston Martin desvela que viajará a los circuitos y tendrán que llegar a un acuerdo entre las tres partes (el propio Pedro, la escudería y la televisión) para compaginar ambas tareas, pero que de ninguna manera dejará de comentar las carreras. “No, de momento no y, de hecho, este primer año la idea es poder compaginar el trabajo con la televisión. Esto es importante: sigo en Movistar. Ahora tenemos que encajar entre Aston Martin y Movistar qué carreras haré desde la televisión, y cuáles desde el circuito. Es decir, acordar un calendario que a ambas partes les vaya bien. Estoy muy abierto a viajar a los Grandes Premios porque mi vida ha cambiado, tengo una familia en la que casi todos son adultos y ya no me necesitan tanto. Por eso me apetece tanto, es el momento adecuado por no tener la obligación moral de decir: “Me necesitan en casa”. Y esto es muy importante. Puedo volar otra vez profesionalmente. La vida son etapas. Yo he cumplido una más importante y ahora tengo libre para dedicarme a otra pasión, que es la Fórmula 1″, concluye.

    Un reto, un desafío, un melón por abrir e infinitas ganas de construir un proyecto capaz de ganar y que llevará la seña española por el mundo de la Formula 1.

    Fuente: www.caranddriver.com