Antes de que el motor del Alpine de Fernando Alonso dijese adiós durante el Gran Premio de Singapur de Fórmula 1, el piloto asturiano estuvo rodando en posiciones altas. Eso sí, aunque partía en posiciones adelantadas, la salida no fue todo lo buena que el piloto habría deseado, y tuvo que ceder ante Lando Norris y Pierre Gasly.

    Temor a Fernando Alonso

    Al francés le devolvió el adelantamiento en la primera vuelta con uno de esos exteriores a los que el piloto tiene acostumbrado a los aficionados y del que se requiere gran veteranía y sobre todo, valentía.

    Ya en sexta posición, Alonso parecía haber tocado techo, ya que no se acercaba al piloto británico. Sin embargo, Fernando Alonso, que alcanzaba su Gran Premio número 350 ese mismo fin de semana, provoca algo especial en los rivales; temor y desconfianza.

    Así lo expresó el ingeniero de Lando Norris por radio, avisando a su piloto. “Detrás tienes a Fernando. Podría estar haciendo sus “cosas divertidas” como siempre.”, entendiendo por cosas divertidas el ‘funny things’ cuya traducción exacta es complicada y que en este contexto viene a decirle a su piloto que podría estar tramando algo.

    This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Sí, tienes a Fernando Alonso detrás, sí, está a más de un segundo y no te está presionando… pero podría ser una de sus tácticas, mejor no te fíes.

    De forma voluntaria o involuntaria, un gran halago para el piloto de 41 años del que se desconfía incluso en circuitos donde adelantar es poco menos que una proeza y con unas condiciones muy delicadas. Y eso que no se estaba en periodo de coche de seguridad o coche de seguridad virtual.

    Retirada prematura

    Desafortunadamente Fernando Alonso sufrió una retirada por un problema de motor antes de que pudiera desplegar su magia en unas condiciones delicadas en una carrera en la que de haber jugado bien sus cartas, incluso podría haber optado al podio, como revela el cuarto puesto que logró Norris, acertando de lleno en el momento de cambiar neumáticos y teniendo únicamente por delante al Red Bull de Checo Pérez, ganador de la carrera, y a los Ferrari de Charles Leclerc y Carlos Sainz.

    Fuente: www.caranddriver.com