Max Verstappen ha seguido los pasos de varios campeones que tras un primer título luchado desde el primer día hasta el último, llegan a su segunda tentativa mundialista mucho más rodados y consiguen imponerse con autoridad, reforzando su condición de superestrellas y campeones consolidados, como fue el caso de otras grandes leyendas de la F1 de la talla de Lewis Hamilton, Sebastian Vettel o Michael Schumacher.

    Tras la consecución de su segunda corona el pasado domingo en el circuito de Suzuka, Max fue preguntado por los medios sobre sus metas y planes de futuro, a los que respondió transmitiendo intenciones diferentes, que no hacen más que refutar perspectivas que ya ha hecho públicas Verstappen en más de una ocasión.

    Fórmula 1 para rato

    Y es que como no podía ser de otra manera, para Verstappen en este momento su hambre y sus compromisos están completamente centrados en la Fórmula 1: “Espero que podamos ser competitivos durante algunos años más, quiero ganar más carreras y potencialmente quiero intentar ganar más títulos”, declaró el campeón del mundo y vencedor del gran premio de Japón.

    Pero, por supuesto, eso no va a cambiar lo que ya he logrado. Es algo de lo que estoy muy orgulloso”, prosigue el de Países Bajos en declaraciones que recoge el portal RacingNews365.com, de las que puede extraerse como Verstappen ya está satisfecho con los logros que han cimentado su trayectoria en F1.

    Además, para Max, el compromiso actual va mucho más allá de sus pretensiones personales, incluyéndose como un eslabón más dentro de la cadena de trabajo de Red Bull: “Todos los que están dentro del equipo, y todos los que están involucrados con nosotros, merecen incluso más de lo que estamos mostrando en este momento”, dispone el piloto, concluyendo: “Mientras podamos mantenerlos a todos juntos. Creo que somos capaces de hacer temporadas aún más grandiosas”, dictamina el holandés, en relación con la confianza y el compromiso junto al resto de su actual escudería.

    Metas más allá

    Sin embargo, y tal como recoge el portal GPfans.com, Verstappen ha vuelto a insistir en una idea sobre la que ya se ha pronunciado en otras ocasiones como después del agónico final de la temporada 2021, según la cual, para él la F1 no es la categoría a la que piensa dedicar todos sus esfuerzos, existiendo un gran número de disciplinas dentro del mundo del motor igual de atractivas y donde también querría probar suerte, para lo que se alejaría del gran circo: “Me estoy divirtiendo mucho con lo que estoy haciendo en este momento y todavía estaré en la F1 por varios años más. Estoy firmado hasta el 2028”, dispone un Max Verstappen quien afirma, no espera seguir corriendo a los 40 años, y que en el momento de finalización de su actual contrato con Red Bull ya contará 31.

    En este sentido, Max deja la puerta abierta a planes en otras competiciones, que se amolden a sus pretensiones personales: “Después de eso, depende de cómo vaya todo. Probablemente también intentaré hacer algunas cosas diferentes en las carreras porque es importante probar cosas diferentes”, finaliza un Max Verstappen fiel a su palabra, cuando en 2021 expresó que en F1 lo importante era conseguir ganar el mundial, sin importar demasiado cuantas veces; filosofía que podría llevar al neerlandés a otras competiciones de renombre, antes de lo que la mayoría podría llegar a imaginar.

    Fuente: www.caranddriver.com