El camino a la Fórmula 1 cada vez es más costoso económicamente para una familia.. Esto imposibilita a que los niños del futuro puedan cumplir su sueño y llegar a ser algún día pilotos de F1. O cuentan con un patrocinador realmente fuerte financieramente o tienes el apoyo de la academia de pilotos de un equipo potente de Fórmula 1 o te quedarás atrás aunque haya talento al volante. Hace unos meses, Ralf Schumacher calculó para Formel1.de’ que ahora se necesitan hasta 15 millones de euros para llegar al Gran Circo. Estas palabras coinciden con lo que argumenta el padre de Sebastian Vettel, Norbert Vettel, que sabe los sacrificios que hay que hacer para llegar. Duda y teme que los jóvenes talentos del automovilismo en Alemania se queden por el camino en un futuro cercano. Una opción que ve muy probable de ocurrir.

    Alemania se descuelga de la F1

    En los entrenamientos libres del viernes en Austin, el padre de Sebastian Vettel, Norbert Vettel, habló con ‘Sky’ de los jóvenes en Alemania y dio su opinión sobre lo difícil que se ha vuelto el camino a la Fórmula 1: “Si escuchas los números, ya te has ido. Hay tal vez diez o 15 personas o niños. Tal vez hay alguien que ahora dice: ‘Ok, solo quiero empezar a andar en karting con mi hijo’. Cuando escuchan los primeros números, ya se han ido“, señaló.

    Dice que sería sería una lástima que no hubiera más pilotos alemanes en la Fórmula 1 en un futuro próximo:”Sería una pena que no tuviéramos un piloto alemán el año que viene o en un futuro próximo, porque por el momento no veo a nadie procedente de Alemania en los próximos diez años“, reflexionó el padre del cuatro veces campeón del mundo de F1.

    El precio elevado no se da solo en la categoría reina, sino que empieza desde muy abajo con los primeros pasos en los karts: “Incluso en el karting, ahora puedes contar con cantidades de hasta cientos de miles de euros, para que también te hagas con material competitivo. Para una familia normal, esto ya no es manejable”, añadió.

    Norbert Vettel da la cifra de cómo están los gastos: “Empezamos a hacer karting con 5000 marcos. Y estoy convencido de que definitivamente hay padres o padres que dirían: ‘Está bien, ahora dejaré mis vacaciones y comenzaré con mi Junior Kart y hazlo tú mismo”. ‘ Pero no tienen una oportunidad hoy“, agregó.

    Comenta que las posibilidades de encontrar financiación son muy escasas: “Si alguien estuviera allí y cuidara a los niños pequeños, o mirara y dijera: ‘Ahora tenemos a alguien que tiene talento y ahora lo apoyamos o tratamos de encontrarle patrocinadores’. Pero las posibilidades ya no existen“, terminó.

    Fuente: www.caranddriver.com