Daniel Ricciardo ya ha anunciado y asumido que no pilotará en F1 en 2023, al menos como piloto titular de alguna de las 10 escuderías, que prácticamente ya han cerrado todas sus alineaciones de cara a la temporada que viene, lo que ha dejado al que fuese estrella de Red Bull sin mucho margen de maniobra, prefiriendo tomarse un año fuera a continuar con la negativa dinámica actual en otro equipo.

    Abocado a salir

    De este modo Daniel admite que en estos meses difíciles vistiendo los colores papaya, ha rondado por su cabeza la idea de apartarse durante un tiempo de la primera línea de batalla: “Es algo que ciertamente llevo sopesando desde las vacaciones de verano” reconoce el piloto de Perth, sabedor de la necesidad de hacer borrón y cuenta nueva.

    Aunque como él mismo dice, pese a tantear la posibilidad de quedar un año fuera, realmente se ha acabado viendo un poco forzado a ello, cuando llegado el parón veraniego se supo que McLaren había prometido su asiento a Oscar Piastri: “Quería darle algunas carreras y cuanto más tiempo pasa, más siento que es lo que necesito. Aunque también las oportunidades… ¡realmente no hay nada en forma para el próximo año!”, dispone el ‘3’, combinando tranquilidad por el peso que se ha quitado de los hombros, con algo de molestia por las pocas opciones que encontró en el mercado, llegado el momento de buscar acomodo en otra escudería.

    El objetivo es 2024

    Sin embargo, este alto en el camino no guarda ninguna relación con una intención de despedida por parte del Ricciardo, quien sigue confiando en sus capacidades y se ve capacitado para volver a lo más alto en 2024, fecha para la cual ha fijado su retorno a la F1, con algún proyecto más atractivo de los disponibles para 2023: “Es en parte que me gustaría el descanso y necesito reiniciar un poco, y en parte 2024 también, algunas otras cosas pueden abrirse”, comenta Daniel focalizado en encontrar un proyecto a la altura sacrificando la próxima temporada:

    Creo que podría haber algunas mejores oportunidades en 2024, así que eso es realmente lo que confirma todo esto y ahora donde están puestas las miras”, confía un Daniel Ricciardo que sigue centrado en F1 pese al riesgo que suponen los años sin competir en F1: “Ciertamente, el plan sigue siendo estar involucrado en la F1”, remarca el de McLaren sobre sus intenciones inmediatas, para no desvincularse del todo de la F1 durante la temporada que viene, con las que pretende no perder la comba del gran circo, como ya les sucedió a otros pilotos.

    Es como hacer una pausa por un momento, tal como lo veo, y digamos que en lo que respecta a mi carrera en F1, el objetivo es 2024”, finaliza Daniel Ricciardo, esperanzado en recuperar la mejor versión de sí mismo, y que poco se ha dejado ver en esta aventura que emprendió con McLaren, hace casi dos temporadas, donde equipo y piloto lo han intentado todo para acercar su rendimiento al de Norris, pero finalmente no ha sido posible.

    Fuente: www.caranddriver.com