El piloto español brilló el sábado en Austin marcando la pole position, pero un accidente en la primera vuelta le hizo abandonar a las primeras de cambio y echó por tierra sus opciones de un gran resultado. Russell le tocó por detrás y le hizo trompear y cree que es el peor de la temporada, declaró en la previa del GP de México.

    Un accidente de zona media de la parrilla

    Un error de Russell, que le embistió en la primera curva, lo que hizo que fuera más difícil de digerir el abandono: “Fue sin duda uno de los momentos más duros de la temporada. Y muy decepcionante, porque después de hacer un fin de semana perfecto hasta entonces, que tu carrera se arruine por algo que está fuera de tu control es realmente duro“, expresó para MotorSport.com.

    Añade que esta mala suerte los domingos espera quitársela cuanto antes: “Ya lo ha sido también unas cuantas veces este año, lo que hace especialmente frustrante al no poder disputar esas carreras. Pero así va a veces el automovilismo o la vida, que pasas por momentos difíciles y otros más fáciles. Y parece que este año, todo lo que me podía pasar, me está pasando. Así que espero poder quitármelas todas este año para que el año que viene sea tranquilo“, reflexionó.

    Sainz piensa que el toque del británico es el típico que ves en la zona media de la parrilla, no es un toque de los cuatro primeros: “Es el tipo de incidente que esperas ver más en la zona media de la parrilla, cuando hay tantos coches a tu alrededor. Pero entre los cuatro primeros, nunca he visto que ese incidente ocurra tan a menudo. Por eso estaba tan frustrado después de la carrera. Obviamente acepté las disculpas de George porque estuvo bien por su parte“, concluyó.

    Fuente: www.caranddriver.com