Fernando Alonso ha cerrado a un gran nivel de forma la primera etapa de su regreso a la F1 tras dos temporadas en que disfrutó de la competición a cuatro ruedas en otras disciplinas. Ahora el piloto asturiano se baja del barco de Alpine tras haber liderado el proyecto francés en dos temporadas en las que ha cosechado un nuevo podio, y en las que se ha visto limitado primero por un monoplaza inferior y luego por constantes problemas de fiabilidad.

    Ahora Fernando hace balance de este ciclo que llega a su fin y sobre su readaptación a la F1 a una edad no vista en tiempo.

    Mejor que Kimi y Schumacher

    De este modo, el asturiano ha reconocido que no tenía en mente referentes muy prometedores sobre el desafío de reengancharse al tren de la Fórmula 1: “Volví sin saber cuán competitivo sería después de dos años de ausencia”, introduce el ovetense sobre los precedentes más similares al suyo:

    Tenía en mente el regreso de Michael, tal vez no estaba al 100% o eso es lo que sentimos. Para Kimi, en los últimos dos o tres años, no estaba realmente motivado. Así que no estaba seguro [de mis habilidades]. Tenía mucha confianza en mí mismo, pero no la suficiente como para estar 100% seguro de que iba a ser lo suficientemente rápido para estar en la cima”, resume el piloto de 41 años, sobre sus conocidos y veteranos excompañeros, que tuvieron una segunda etapa de menor rendimiento en F1.

    En consecuencia, Fernando repasa estos 2 años junto al equipo Alpine, donde tras un abrupto comienzo se asentó como el piloto de referencia en la escudería: “Estoy contento de estos dos años. La temporada pasada, no estaba a mi mejor nivel. Me sentí mal en muchas ocasiones, tuve que sobreponerme a dificultades, mientras que este año, he estado casi a mi 100%. Eso me da impulso para el futuro”, mantiene un Alonso, que sin embargo en 2022 se ha topado con una impetuosa mala fortuna que le ha lastrado en todos los sentidos.

    Futuro lejos de Alpine

    Tras este balance en lo personal, Fernando pasa a referirse al que ha sido el equipo de su vida –Renault/Alpine–, y que abandonará por tercera vez en su trayectoria: “Recordaré estos dos años con mucha… Estaré muy agradecido a Alpine por haberme dado esta oportunidad”, comenta el bicampeón, en agradecimiento a su ya ex equipo tras un 2022 que deja mal sabor de boca:

    Para el podio, no sé, tal vez tuvimos una oportunidad en Canadá y Australia. Pero perdimos [esas oportunidades] por nuestra propia culpa”, lamenta el piloto ovetense, sobre la frustración que ha supuesto 2022, en donde no ha podido aprovechar el rendimiento de su Alpine a causa de la fiabilidad.

    Creo que el año que viene, después de 2022, tendré mucha suerte en todo. Ha sido increíble este año. Cinco abandonos por problemas de motor, pero también terminé cuatro carreras sin batería, el coche no arrancó en la Sprint de Austria y perdí una rueda durante la parada en boxes en carrera”, lamenta el ‘14’, que se ha visto lastrado e incluso ha acabado por detrás de Ocon en la clasificación general de pilotos.

    Así que es increíble tener, en 20 carreras, problemas en nueve de ellas. Eso es casi el 50% de las carreras”, finaliza Fernando Alonso, satisfecho en lo personal, y con sentimientos encontrados en lo que respecta a Alpine tras dos temporadas de verdadera montaña rusa.

    Fuente: www.caranddriver.com