Difícilmente una batalla tan alimentada como la sucedida en 2021 se iba a acabar de la noche a la mañana. Más aún con los continuos comentarios referentes a la injusticia que fue el título del piloto neerlandés, con todo lo acontecido tras el accidente de Nicholas Latifi en las últimas vueltas del Gran Premio de Abu Dhabi.

    Toque y sanción para Max

    En carreras anteriores, especialmente tras Silverstone, ya saltaban chispas cada vez que Verstappen y Hamilton se encontraban en pista. Entonces había la justificación de que estaban luchando por el título. Un año después, en Brasil, volvió a ocurrir, y aquí no existe más que el ansia de reivindicación personal, de querer demostrar que eres mejor que el otro.

    Resalida, Russell lidera y por detrás Verstappen coge la aspiración de Hamilton. El británico realiza una frenada defensiva en la primera curva, frenando el neerlandés más tarde y emparejándose por fuera, lo que le daría una teórica ventaja en la curva dos. Hamilton va cerrando el espacio hasta la mínima expresión y ya en el vértice de la segunda curva existe el contacto, enviando fuera de pista al piloto de Mercedes, y rompiendo el alerón del Red Bull.

    Dirección de carrera inició una investigación del incidente y para sorpresa de muchos, decidió sancionar a Max Verstappen. De poco sirvieron las quejas de Verstappen de que no le dejó dónde ir, así cómo el vídeo donde se evidencia que Max está tocando la banana interior al mismo tiempo que ya hay contacto con Hamilton.

    Los comisarios de la FIA consideran que, a pesar de ir en paralelo desde la primera curva, Verstappen no había completado el adelantamiento, y que llega pasado de velocidad a la curva dos. En su comunicado, la FIA afirma que Hamilton podría haber dejado más espacio, pero encuentran culpable de la maniobra a Verstappen, imponiéndole una sanción de cinco segundos.

    Entre pilotos y prensa internacional, pocos están de acuerdo con la penalización a Max Verstappen, siendo la opinión mayoritaria la de lance de carrera e incluso sanción al británico, pero los comisarios juzgaron de forma diferente.

    Cruce de declaraciones

    Al término de la carrera, Hamilton afirmó que ya se sabe cómo es competir contra Verstappen, y que está claro que él es su “objetivo”, pilotando diferente cuando lo hace contra él. Max, por su parte, afirmó que Hamilton no tenía ninguna intención de dejarle espacio y que ya sabía lo que iba a pasar, añadiendo que por ese afán, posiblemente había perdido la victoria, la cual fue a manos de su compañero Russell.

    Una batalla que promete tener próximos capítulos ya que la FIA no ha sabido cómo atajarla, ni en 2021, ni esta temporada.

    Fuente: www.caranddriver.com