Daniel Ricciardo no ha llegado a instalarse y a sacar su enorme rendimiento en McLaren. Se ha complicado tanto que para la próxima temporada perderá su asiento en la escudería de Woking como uno de los dos pilotos oficiales, ya que su compatriota Oscar Piastri será quine le sustituya para acompañar a Lando Norris en 2023. En el pasado Gran Premio de los Países Bajos se anunció que el australiano no seguiría vestido de naranja en el futuro; y es que justo después de la carrera en México, el director del conjunto británico, Andreas Seidl abrió una posibilidad que parecía descartada, mantenerle dentro del equipo pero como piloto reserva.

    Experiencia para desarrollar McLaren

    La puertas de Haas y Williams se le cerraron y se le vio saliendo del box de Mercedes en algún gran premio, por un posible asiento de reserva con los alemanes. Pero es otra opción que parecerse descartarse.

    Los rumores fueron pasando con el tiempo, y poco a poco se fue configurando la parrilla de 2023. El GP de México para Daniel ha sido brillante, porque ni una penalización de diez segundos, por provocar un choque con Yuki Tsunoda, pudo sacarle de los puntos y del séptimo lugar.

    Al director de McLaren, Andreas Seidl, le preguntaron post carrera si existía la posibilidad de que Ricciardo siga en el equipo con ese nuevo rol: “Esa es una discusión que aún no hemos tenido. Es una discusión que solemos tener en invierno, no hay en absoluto, digamos, malos sentimientos entre Daniel Ricciardo y nosotros, por lo tanto, es posible (que sea el tercer piloto en 2023)“, explicó en declaraciones recogidas por AutoSport.com.

    This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Sobre la carrera en México del australiano, Seidl no ve motivos particulares para que fuera mejor allí que en otros lugares: “No creo que haya una razón en particular. Creo que lo de Daniel simplemente logramos a través de los dos años que trabajamos juntos. Después de un fin de semana duro, se centra directamente en el siguiente, trata de contraatacar, y se pudo ver aquí en esta pista, se sentía mucho más cómodo en el coche y estaba sacando el rendimiento“, concluyó el alemán.

    Fuente: www.caranddriver.com