La sombra de Niki Lauda es alargada, y su legado será eterno, pero más allá de su memorable trayectoria, el impacto que dejó en Mercedes durante su etapa como asesor de Mercedes fue determinante para el éxito de la escudería alemana en sus años dorados entre 2014 y 2021, siendo en parte responsable del fichaje de Lewis Hamilton, punta de lanza del proyecto ganador de Wolff en aquellos años.

    Un nuevo tributo

    En consecuencia, desde su fallecimiento en 2019, el equipo para el que trabajó hasta sus últimos días ha tenido varios detalles con el tricampeón del mundo, como incluir una estrella roja en los laterales del monoplaza, color identificativo del piloto austriaco por sus cascos y sus gorras; ahora desde Mercedes han renombrado la calle de entrada a su sede en Brackley, que desde hoy pasa a llamarse Lauda Drive, en honor a la figura del expiloto y asesor.

    Es un verdadero honor presentar Lauda Drive y fue genial ver a tantos miembros del equipo reunirse para ver la revelación”, se congratula Toto Wolff, director del equipo e impulsor del detalle, que ha ornamentado el letrero con una de las gorras de Niki.

    Si bien nuestro querido amigo y colega Niki no hubiera querido que hiciéramos un escándalo, también estaría orgulloso de que esta carretera lleve su nombre. Fue un privilegio para todos nosotros trabajar junto a él y tuve la suerte de llamarlo uno de mis mejores amigos”, recuerda el mandatario, a propósito del nuevo homenaje que se une a la larga ristra de tributos a la figura del campeón.

    This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    La omnipresencia del presidente no ejecutivo

    Y es que en estos momentos complicados para Mercedes, desde la escudería recuerdan a Lauda como una de las figuras determinantes a las que haber recurrido: “Fue un gran contribuyente a nuestro éxito, un gran compañero de entrenamiento para mí y un fuerte presidente no ejecutivo, a quien extrañamos mucho. Desearía que todavía estuviera aquí como mi amigo y como presidente, porque hubiera habido muchas preguntas que me hubiera gustado hacerle este año”, lamenta Wolff, que pese a todo sigue sintiendo la presencia del expiloto:

    Su legado sigue vivo en tantas formas y formas, pero saber que tantas personas pasarán por Lauda Drive en los años venideros es muy especial”, finaliza Toto Wolff en el comunicado oficial del equipo.

    Si bien el carácter y experiencias determinantes de Niki Lauda han faltado a Wolff y Mercedes en un complicado 2022, las enseñanzas que dejó en su paso por la F1 siguen estando presentes para una marca que espera salir reforzada de una campaña como esta: “Del éxito, no aprende absolutamente nada. De los fracasos y contratiempos se pueden sacar conclusiones”, cita Mercedes en una de las frases con mayor recorrido de Niki Lauda, y a la que se agarran de cara al futuro.

    Fuente: www.caranddriver.com