Sebastian Vettel dio carpetazo hace una semana a su trayectoria deportiva, al menos por el momento, y al menos como piloto de Fórmula 1, dejando tras de sí un legado inmenso como uno de los pilotos con mejores estadísticas de la historia de la categoría.

    En un fin de semana plagado de homenajes y tributos a su figura, Seb tuvo un momento para seleccionar entre todos sus rivales a el más férreo, decantándose por Fernando Alonso, que curiosamente irá a cubrir su vacante en el equipo Aston Martin, como ya hiciese el alemán cuando Fernando dejó Ferrari.

    El más duro de todos

    Con estas palabras se ha referido Vettel al que fue su némesis en las temporadas 2010-2013, un piloto por el que a pesar de la rivalidad que les unió, profesa un gran respeto: “Lo admiro como competidor”, destacó Sebastian Vettel sobre el ovetense.

    Probablemente fue el más duro de todos, especialmente los primeros años. Tuvimos algunas batallas muy reñidas a final de temporada, tanto en 2010 como en 2012 en particular”, completa el teutón, haciendo alusión a los años que Ferrari y Alonso pusieron difíciles las cosas a una todo poderosa Red Bull, con los imparables diseños de Adrian Newey.

    A propósito de estas campañas de la pasada década, Vettel menciona un momento particularmente especial de su trayectoria deportiva, y de los más memorables de la F1 reciente, como lo fue el GP de Brasil de 2012: “Sigue siendo probablemente uno de mis momentos preferidos, uno de mis recuerdos favoritos, esa tensión llegando aquella mañana al Gran Premio de Brasil de 2012. Para mí fue muy intenso, y creo que los dos estábamos muy nerviosos”, recuerda Seb, sobre la jornada en que consiguió su tercera corona, tras una vibrante carrera final en Interlagos.

    Respeto sí, confianza no

    Continuando con Fernando, Vettel decide también apartar el foco de lo estrictamente deportivo, para describir su relación personal con el asturiano, donde sí existen más carencias: “Como persona, no lo conozco, diría que no nos llevamos bien, diría que nos respetamos, pero nunca hemos tenido la oportunidad de conocernos, de pasar tiempo juntos, de charlar realmente fuera de las carreras. Tal vez no tuvimos un momento como el que tuve con Lewis, que nos acercó”, lamenta el piloto germano, que ya en dijo en su día no tener un gran trato con Alonso, a lo que Fernando respondió sorprendido.

    Tengo mucho respeto por Fernando como piloto: creo que tiene mucho talento natural, una determinación increíble, un gran instinto de carrera. Y todo eso no lo ha perdido. Vemos que le encanta correr, es muy apasionado, es un gran competidor, es muy respetuoso en las batallas rueda a rueda, y lo disfruté mucho”, dispone en última instancia un Sebastian Vettel que se baja de la F1 a una edad mucho más corta de lo que lo hará el incombustible Fernando Alonso, que tomará el testigo de Seb en el equipo Aston Martin de cara a 2023.

    Fuente: www.caranddriver.com