Lando Norris es por el momento una de las jóvenes estrellas más brillantes en el actual firmamento de la Fórmula 1, el piloto británico que debutó a muy buen nivel haciendo dupla con Carlos Sainz, ya es la figura clave del equipo papaya, para el que ha conseguido varios podios y en donde competirá al menos hasta finales de 2025, hasta la que por el momento llega su compromiso con el equipo de Woking.

    Sin embargo, pese a la determinación del ‘4’ por afianzarse y consolidarse como uno de los pilotos favoritos al título en el competitivo mundo de la Fórmula 1, Norris no deja de ser un piloto profesional, que también se deja influir por la competición en otras ramas del automovilismo, y donde podría igualmente probar suerte, tal como ha comentado el propio Zak Brown.

    Siguiendo el ejemplo de Alonso

    De esta manera, y en base a las palabras del CEO de McLaren, las vistas de su piloto principal podrían situarse también en las competiciones estadounidenses, en concreto en la más prestigiosa prueba de la IndyCar: “Lando ha mencionado que le gustaría hacer la Indy 500 algún día y, por supuesto, uno de mis primeros días en el trabajo fue traer a Fernando Alonso para hacer la Indy 500, que fue una experiencia increíble para todos”, establece el empresario estadounidense, quien no ve con malos ojos una hipotética participación de Lando Norris en las 500 millas de Indianápolis, evento multitudinario y que constituye una de las pruebas más emblemáticas del mundo del motorsport.

    En esta línea, para Brown no solo resulta satisfactorio este interés, sino que además no niega que en un futuro pueda ser él mismo quien proporcione las herramientas necesarias al joven británico para cumplir este objetivo: “Los calendarios son bastante locos en estos días, pero creo que a los pilotos de carreras les gusta conducir coches de carrera. Y sí, podría ver que ese día sucediera”, sentencia el mandamás.

    McLaren, un equipo internacional e interdisciplinar

    Así, Brown ha pasado a celebrar el expansionismo de la marca que dirige, que actualmente se ha extendido a muchas más categorías que la Fórmula 1, teniendo una sus divisiones en el campeonato de la IndyCar, en su asociación con el equipo Arrows: “Sentimos que queríamos tener una mayor presencia en América del Norte que todos los demás equipos de F1, por lo que somos el único equipo en IndyCar”, indica Zak Brown haciendo gala de innovación en su gestión de la marca.

    No fue hace mucho tiempo, la F1 no era muy popular en América del Norte. Es increíble lo que sucedió en un corto período de tiempo, mucho gracias a Drive to Survive, el programa de Netflix”, recuerda el mandatario estadounidense, sobre cómo ha cambiado la percepción de la categoría en Estados Unidos durante los últimos años, y en alusión al nuevo filón que constituye el mercado americano, que tanto McLaren como la F1 en sí están centrados en aprovechar al máximo.

    Fuente: www.caranddriver.com