George Russell ha completado una primera temporada en Mercedes a la que pocos reproches se le pueden hacer después de haber acabado en cuarta posición en el mundial de pilotos por encima del Ferrari de Carlos Sainz, siendo además un habitual en el top5 de cada gran premio, logrando poles y su primera victoria en F1 en el GP de Sao Paulo.

    Sin embargo, con la temporada cerrada, Russell un balance parcialmente positivo sobre 2022, sin ocultar que esperaba una mayor recompensa por formar parte de un equipo puntero y por derrotar a Hamilton en el duelo entre compañeros de equipo.

    Vencer a Hamilton suele significar ser campeón

    Y es que en opinión del británico, los esfuerzos y su rendimiento en 2022 quedan nuevamente un poco por debajo de lo que reflejan las tablas: “Si me hubieras dicho al comienzo del año que terminaría por delante de Lewis Hamilton [en la clasificación de pilotos], me habría sentido muy feliz porque nueve de cada 10 veces eso probablemente significa que vas, a ser Campeón del Mundo”, sopesa el inglés que se ha encontrado con el peor Mercedes de los últimos años, y una Red Bull imperdonable.

    De este modo, pese al salto de gigante que supone en la trayectoria de Russell pasar de Williams a Mercedes, el ‘63’, solo ha dado rienda suelta a un hambre hasta entonces contenida: “Es un poco frustrante que este año no haya sido ese año. Ambos estábamos luchando por ser cuartos quintos o sextos y no queremos estar en esta posición, así que no me iré de esta temporada con mucho orgullo porque terminé cuarto en el campeonato, estoy aquí para ganar”, resume el británico, que si bien a principios de año daba por bueno sus resultados con Mercedes, ahora pide poder llegar un paso más allá.

    Temporada sin fisuras en lo personal

    Continuando con este balance personal, George prefiere anteponer el gran estado de forma del que ha hecho gala, en una temporada en que ha sido competitivo y regular desde el primer día hasta el último, pese a ser nuevo en la escudería: “Cada vez que te unes a un nuevo equipo, independientemente de quién sea tu compañero de equipo, lleva algo de tiempo integrarte y ganar esa confianza dentro de toda la organización”, avanza el de Reino Unido, quien no quiere que se desmerezca su esfuerzo para conseguir los logros de este 2022.

    Por consiguiente Russell pasa la pelota al tejado de Mercedes, esperanzado en que los errores de 2022 sean corregidos de cara a un 2023 verdaderamente competitivo para la marca de la estrella: “Nos equivocamos de filosofía. Tomamos una ruta que resultó ser la ruta equivocada”, asegura George Russell, tras una temporada en un equipo de primer nivel que no ha hecho más que respaldar sus ambiciosos objetivos personales: “Estoy aquí a largo plazo y, aunque quería victorias y [estar] luchando por ese campeonato en 2022, como equipo, estas luchas nos prepararán para los próximos años”, sentencia George Russell para finalizar.

    Fuente: www.caranddriver.com