La Fórmula 1 tiene por delante un gran desafío después de las promesas con que han publicitado la nueva era de la categoría con el cambio de reglamentación. Sin embargo, tras una primera temporada con efecto suelo y dos con restricciones presupuestarias entre otras medidas, los resultados en pista parecen no haber convencido del todo, con un Max Verstappen y una Red Bull intratables, que se han destacado muy por encima del resto de equipos, en una temporada que ha hecho aguas en el plano del espectáculo, sobre todo comparada con la trepidante 2021.

    Una de las voces críticas respecto al nuevo reglamento y sus promesas fallidas en clave del mayor número de adelantamientos en pista ha sido Sebastian Vettel, que tras un cambio tan radical esperaba mejorías más radicales, y a lo que desde la FIA ha querido responder.

    Ni adelantamientos ni neumáticos

    De este modo, Sebastian Vettel valoró a lo largo de la temporada la situación de la nueva F1 de la siguiente manera: “No creo que haya una gran diferencia, nos seguimos más de cerca, pero hay menos resistencia aerodinámica, así que tienes que estar más cerca para adelantar”, analizó el ya expiloto, para quien los nuevos conceptos de monoplaza no han significado un gran cambio debido a otros problemas derivados de su naturaleza, como la mayor resistencia al aire.

    En cuanto a los neumáticos, el gran objetivo era mejorar la calidad de marcha, pero tampoco creo que haya una gran diferencia. No quiero decir que sea un fracaso, pero seguro que hay muchos que han hecho un esfuerzo y no todo ha sido un éxito, digámoslo así”, prosiguió el teutón, en cuya opinión los nuevos neumáticos de 18 pulgadas tampoco han tenido el impacto prometido, en una temporada de F1 de carácter continuista a ojos de Sebastian Vettel.

    Mucho ha mejorado y mucho más va a mejorar

    Sin embargo, esta opinión no es compartida por los miembros de la FIA, en concreto por Nicholas Tombazis, director técnico de la FIA, quien ha querido responder a Seb, ofreciendo una lectura diferente de la situación: “Creo que han mejorado la capacidad de los coches para seguirse unos a otros. Con los neumáticos ha ayudado”, estudia el ingeniero griego, quien ciertamente puede encontrar a lo largo de las carreras de 2022 ejemplos que refuten su tesis, del mismo modo que Vettel podría hacer lo propio con otros tantos.

    Además Tombazis ha quiero ir un paso más allá, indicado que la F1 no solo ha mejorado considerablemente en 2022, sino que esta progresión se encuentra solamente en su rampa de despegue: “Hubo un claro ganador, por supuesto, pero creo que estará mucho más apretado el próximo año. Con la natural convergencia y monoplazas capaces de seguirse de cerca y atacar sin sobrecalentar los neumáticos, creo que dará lugar a carreas muy buenas”, prosigue el director técnico de la FIA, quien ve un esperanzador futuro conforme las nuevas medidas vayan aumentado su efecto en la categoría.

    En última instancia, Tombazis ha querido calificar la temporada desde el punto de vista del espectáculo, en un año de cambio de reglamentación, donde las diferencias tienden a ser más grandes, pese a lo cual hace un balance positivo: “En general, creo que las carreras han sido bastante emocionantes este año. Así que no creo que esta regulación se haya implementado por una pequeña ganancia. Creo que las ganancias han sido razonables y puedo confirmar que ¡eso requirió mucho esfuerzo!”, finaliza Michael Tombazis.

    Fuente: www.caranddriver.com