Tras la conclusión de la temporada 2022 de Fórmula 1, la FIA estaría estudiando reducir las distancias de algunas de las zonas de DRS con el objetivo de evitar adelantamientos fáciles.

    Reducción en zonas de DRS

    Tras varios años de espera, y una extra por el retraso que se tuvo que llevar por la pandemia, la nueva generación de monoplazas acabó llegando a la Fórmula 1 en la temporada 2022. Una generación de monoplazas que generaba un cambio radical, con el que se buscaba mayor igualdad en la parrilla y una facilidad mayor a la hora de tener batallas en pista.

    Al concluir la temporada, se puede sacar en conclusión que esto se ha cumplido, y hemos podido tener, en muchas ocasiones, un mayor número de batallas en pista, pudiéndose seguir los pilotos entre ellos más cerca.

    Sin embargo, esto también ha generado un problema, y es algunas zonas de DRS. Previamente, en algunos circuitos ya suponían un problema, puesto que resultaba muy sencillo completar los adelantamientos, pero, ahora que se puede seguir más de cerca, el problema es aún mayor.

    Es por ello por lo que la FIA estaría estudiando reducir, en algunos circuitos, el tramo de zona de DRS, provocando que un piloto no llegue al punto de frenado habiendo adelantado al piloto de delante pero, de lo contrario, llegue emparejado con el piloto al que está intentando adelantar.

    Nikolas Tombazis, director técnico de monoplazas de la FIA, ha comentado esto, y cree que será necesario reducir la zona de DRS para evitar adelantamientos sencillos.

    “En algunas carreras, quizá deberíamos reducir las zonas de DRS. No queremos que los adelantamientos sean inevitables o realmente sencillos, queremos que siga habiendo luchas en pista”, comentó Tombazis en unas declaraciones que recoge Motorsport.com.

    “Si suceden demasiado rápido o si ves a un coche acercarse y pasar fácil, es peor, queremos una batalla intensa. Necesitamos encontrar el equilibrio adecuado, finalizó Nikolas.

    ¿Es un problema el DRS?

    Desde su llegada, el DRS ha sido un elemento criticado, aunque aceptado, por los aficionados de la Fórmula 1, pues facilitaba los adelantamientos pero, sin ello, era prácticamente imposible verlos con los nuevos monoplazas.

    El DRS se introdujo en el año 2011, tras un 2010 que se vio claramente la dificultad de adelantar, y se ha mantenido hasta nuestros días. Con la llegada de los nuevos monoplazas, se tenía la esperanza de que desapareciera, pero no fue así.

    Ross Brawn, quien era hasta esta temporada director deportivo de la Fórmula 1, amplia el interés de la FIA de reducir el DRS y cree que este elemento debería de servir para que un piloto llegue a la parte trasera del delante.

    “Lo único que sabemos es que a los aficionados, y lo sabemos porque a nosotros no nos gusta, no les gusta el ‘ve por la recta, activa el DRS, adelanta, ve rápido y abre un hueco’. Creo que, en un mundo ideal, el DRS se utiliza solo para llegar a la parte trasera de alguien, para que puedas tener un buen ataque”, ha dicho Brawn.

    “Pienso que no deberíamos tener miedo a reducir el DRS en lugares como Monza, porque parece un poco eso. No es muy importante, así que no deberíamos tener miedo a reducir su uso allí donde está claramente demostrado que es demasiado potente”, ha añadido Ross.

    Fuente: www.caranddriver.com