El equipo Ferrari volverá a afrontar un periodo de transición en 2023 después de que el actual jefe de equipo, Mattia Binotto, decidiese cesar en sus funciones y abandonar la Scuderia, después de unos años duros al frente de un equipo que ha fracasado en sus objetivos de 2022.

    Entre la lista de posibles candidatos suena con fuerza el nombre de Frédéric Vasseur, actual jefe de equipo de Alfa Romeo y que anteriormente estuvo al frente de Renault en el retorno de la marca del rombo a la F1, allá en 2016. Además, se da la situación de que Vasseur ha sido uno de los hombres clave en la progresión de Charles Leclerc, a quien conoce desde las categorías inferiores, y con quien trabajó en 2018 en la que fue la temporada de debut del joven Charles en F1, de la mano del equipo Alfa Romeo Sauber.

    Ahora ante la posibilidad de que el ingeniero francés recale en Maranello, Charles Leclerc valora las cualidades de su excompañero y amigo en su capacidad para abanderar el nuevo proyecto de la casa del Cavallino.

    Una grata experiencia

    De este modo, y con la prudencia que corresponde, Leclerc se ha mostrado favorable a la incorporación de Vasseur, al menos reconociendo la valía del ingeniero para afrontar este tipo de desafíos: “Ferrari es un equipo muy diferente a cualquier otro equipo. Solo puedo comentar mi experiencia con Fred que obviamente ha sido buena”, establece el piloto monegasco, en alabanza a quien fue su jefe, y que podría volver a serlo, ahora en una de las escuderías punteras de la parrilla.

    Seguidamente, Leclerc ha recordado sus días en las categorías de formación, previo a a su ascenso definitivo a la F1, donde ya coincidió con el francés: “He estado trabajando con Fred ya desde las categorías junior donde él ha creído en mí y siempre hemos tenido una buena relación”, avanza el subcampeón del mundo.

    No interferir en la decisión final

    Sin embargo, Leclerc espera que la decisión del equipo no llegue propiciada por su evidente predilección personal, y que sea la directiva quien elija al sucesor de Binotto en base a los criterios que se establezcan: “Pero aparte de eso, obviamente, no debería influir en ninguna de las decisiones”, establece Charles Leclerc, que una vez más dedica cándidas palabras a un hombre al que se le atribuye parte del renacer de Sauber, que a su llegada al equipo cerraba la parrilla, y esta temporada ha acabado en sexta posición en el campeonato de constructores:

    Siempre ha sido muy directo, muy honesto y esto es algo que me gusta de Fred”, sostiene el piloto monegasco en pro de la candidatura de Vasseur al puesto de team principal en Ferrari. “Si será él o no, no lo sé, y lo veremos, con suerte, en los próximos meses”, finaliza con incertidumbre Charles Leclerc.

    Fuente: www.caranddriver.com