Mucho se ha hablado y todavía queda por hablar sobre la salida de Mattia Binotto de la escudería Ferrari, que después de tan solo cuatro temporadas al frente de la escudería ha decidido salir formalmente de Maranello, tras 28 años en las filas del Cavallino, la mayoría de ellos en la división de motores.

    De este modo, y en una nueva muestra de la inestabilidad del puesto de jefe de equipo en Ferrari, Helmut Marko, en tanto que consejero de Red Bull, ha querido valorar el movimiento de Ferrari, que ha optado por Frédéric Vasseur para suplir la vacante del suizo. Dudando de la efectividad que pueda tener esta jugada para los de rojo.

    Carente de sentido

    De este modo, para el Dr. Marko, el hecho de que Ferrari vuelva a tomar medidas drásticas tras una temporada decepcionante no termina de encajar, no al menos según la filosofía que siguen en Red Bull: “En el caso de Ferrari, no entiendo muy bien el cambio”, cuenta el austriaco en declaraciones a AMuS, reconociendo la profesionalidad y aptitudes del jefe de equipo saliente: “Considero a Binotto un excelente técnico y político”, prosigue el expiloto.

    En consecuencia, Marko ha querido defender a Mattia Binotto después de la persecución que ha sufrido el ingeniero a lo largo de gran parte del año, y por la cual se han debilitado los lazos y confianza entre la cúpula de Ferrari y el jefe de equipo: “Estaba simplemente abrumado por la tarea. Pero hubiera bastado con poner un director deportivo a su lado para apoyarlo en la pista y con la estrategia”, simplifica Helmut Marko, en una crítica más a la organización de Ferrari que a Binotto por los sucesos de 2022.

    Nuevo jefe, mismo panorama

    Por ello, para el veterano miembro del Paddock, el cambiar la cara del hombre al mando no tendrá consecuencias por sí solo, no al menos si este cambio no se acompaña de reestructuraciones más profundas: “Con el hombre nuevo, que tiene muchos otros trabajos, veo un debilitamiento para Ferrari”, sostiene el expiloto austriaco.

    Finalmente, y en síntesis de su opinión sobre la voraz política de Ferrari, por la que ningún jefe de equipo permanece en el puesto por más de unas pocas temporadas, siempre insuficientes para llevar a cabo una remodelación profunda, Marko considera que tanto Mercedes como Red Bull se beneficiarán por esta nueva sustitución: “Definitivamente, a través de la estabilidad y la continuidad”, finaliza Helmut Marko, haciendo énfasis en la importancia de generar confianza en los diferentes eslabones de la cadena para que esta funcione adecuadamente.

    Fuente: www.caranddriver.com