Zak Brown habla del momento en el que llegó a McLaren y cómo vio una falta de confianza enorme en el equipo, desde la junta hasta los puestos más bajos. Sin embargo, cree que, con el tiempo, han logrado remontar hasta una buena posición final.

    La falta de confianza dentro de Woking

    El estadounidense se unió a McLaren como CEO a partir de la temporada 2016, en unos años muy duros donde McLaren seguía sufriendo una de sus etapas más duras en la categoría.

    Zak Brown comenta que, cuando llegó al equipo, la moral dentro de Woking era bajísima, con una falta de confianza total desde la junta más alta hasta cualquier persona dentro del equipo, y se notaba una falta de liderazgo.

    En términos de moral, había una falta de confianza total por la organización. No había trabajo en equipo”, ha declarado Brown en unas palabras que recoge Motorsport.com.

    “Creo que todo comenzó en la parte superior en el sentido de que estaban sucediendo muchas cosas al nivel de la junta, que no había supervisión del equipo de Fórmula 1, porque todos estaban tratando de comprarse unos a otros. Así que creo que había una falta de liderazgo, ha continuado Zak.

    La remontada de McLaren

    Sin embargo, los de Woking han ido consiguiendo mejores resultados desde entonces, siendo en varios años los primeros de la zona media. Zak cree que ahora mismo están en una buena posición, y espera que consigan seguir mejorando en un equipo tan laureado como lo es McLaren.

    No creo que fuese culpa de nadie en concreto. Fue más una situación donde tenías la junta que no se estaban llevando bien, y todo eso acaba bajando la montaña rápidamente. Pero había una falta de confianza y confidencia”, ha dicho el estadounidense.

    “Sabía que había muchos títulos y carreras ganadas dentro del equipo. Y tan solo era conseguir que todo el mundo colaborase, trabajasen juntos y creyesen. Eso nos tomó algo de tiempo, y ahora estamos en un buen lugar en esencia, ha añadido para finalizar el CEO de McLaren.

    Fuente: www.caranddriver.com