Mick Schumacher completó una decepcionante segunda temporada en Fórmula 1 que le acabó conllevando a perder su asiento en la categoría para la próxima temporada. El alemán afirma que le costó varias carreras entrar en ritmo, y eso le acabó perjudicando.

    Comienzos difíciles

    Mick Schumacher llegó a la Fórmula 1 en la temporada 2021, tras haberse consagrado como campeón de la Fórmula 2 el año anterior. Sin embargo, su destino en la categoría fue el equipo Haas, el cual estaba pasando por un mal momento económicamente y no realizaron ninguna mejora en aquel año, enfocando todos sus recursos a 2022. Por lo tanto, eso le hizo imposible poder competir en su primera temporada, siendo inevitable quedar siempre en las últimas posiciones.

    Llegados a 2022, y con el cambio de reglamento, Haas logró mejorar su monoplaza, quedando Magnussen, su nuevo compañero, en quinta posición en la primera carrera del año. Algo que el #47 estuvo muy lejos de replicar, pues se quedó fuera de los puntos.

    Mientras que Magnussen lograba entrar en algunas ocasiones en puntos, Mick seguía cometiendo errores que le provocaban no llegar, como el accidente que provocó en Miami cuando estaba en el top 10, o malos rendimientos.

    Mick Schumacher admite que, al comienzo de la temporada, no se sintió cómodo ni con el coche ni con la configuración, por lo cual le costó más de la cuenta entrar en el ritmo adecuado.

    “Mirando hacia atrás en el tiempo, quizá mi enfoque estaba equivocado”, afirmó Schumacher en una entrevista por Auto Motor und Sport.

    “Estuvimos un poco perdidos con la configuración del coche al principio, pero luego nos recuperamos relativamente rápido y empezamos a tomar las decisiones correctas”, continuó Mick.

    El mejor momento de Schumacher

    Tras darse cuenta de sus problemas, para el GP de Canadá el piloto alemán tuvo un monoplaza más acorde a él, y, en esa misma carrera, estuvo muy cerca de conseguir sus primeros puntos, de no ser por el problema de fiabilidad que tuvo que le provocó un nuevo abandono.

    “Empezamos de nuevo desde el principio. Desde el Gran Premio de Canadá en adelante tuve un coche que convenía mucho y pudimos ir mejorando constantemente”, dijo para cerrar el piloto alemán.

    Las dos siguientes carreras, el piloto de Haas logró puntuar en las dos carreras consecutivas y acabar por delante de su compañero. Sin embargo, no pudo replicar tal hazaña en toda la temporada, y sus actuaciones no fueron suficientes para mantener el asiento que ocupará el próximo año Nico Hülkenberg.

    Fuente: www.caranddriver.com