George Russell tiene muchos motivos para estar tranquilo y confiado tras su primera temporada como piloto titular del equipo Mercedes, el joven de 24 años se ha mostrado extremadamente regular, solo cayendo el top5 en contadas ocasiones en las 22 carreras del calendario –abandonos incluidos–, acumulando muchos podios, una pole, y sobre todo su primera victoria en F1, en el GP de Sao Paulo.

    Ahora, Russell estudia su posición dentro del nuevo orden de la F1 tras su temporada de confirmación y ante un 2023 en donde espera contar con un monoplaza capaz de todo.

    Al nivel de los mejores

    De esta manera, para George 2022 ha sido la confirmación que tanto tiempo llevaba esperando, de saber que con la herramienta adecuada está al nivel de los mejores pilotos de la parrilla: “Tengo que seguir focalizando en mí mismo porque sigo creyendo que si tengo el coche adecuado, con la puesta a punto y los neumáticos en el punto correcto y funcionando como quiero que funcione puedo ganar a Hamilton y a cualquiera de la parrilla”, valora el piloto inglés, confiado en su capacidad después de haber batido a Lewis Hamilton en su primera temporada compartiendo garaje con el heptacampeón, y a la espera de poder aspirar desafíos mayores el año que viene.

    Nunca dudé de mí. Siempre creí en mí mismo. Pero si vas con la mentalidad de ‘voy a vencer a Hamilton el 95% de las veces’, terminarás decepcionado. He aprendido cómo debo actuar cuando él es extraordinariamente rápido”, prosigue el ‘63’, que con una gran demostración de constancia ha acabado sumando mejores resultados que su compañero.

    Esa es la convicción que hay que tener”, asegura Russell, ahora más confiado que nunca.

    Las fases del duelo con Hamilton

    Sin embargo, el modo en que ha evolucionado la temporada en cada uno de los lados del garaje de Mercedes ha sido bastante dispar, alterando los momentos buenos de uno con los peores de otro, en una campaña de recuperación y plagada de altibajos en Mercedes, tal como reconoce el propio George: “Fue bastante interesante cómo todo parecía fluir en mi dirección a principios de año. Luego, en la parte media, las cosas fueron más en su dirección y se equilibraron”, establece el ex de Williams, que tras un gran comienzo de año vio como Hamilton encontraba la senda y se hizo con las mejores oportunidades de victoria para Mercedes pese a no poder aprovecharlas.

    Finalmente lejos de buscar una innecesaria tensión tras una temporada donde las metas eran limitadas, Russell valora muy positivamente el hecho de convivir con Hamilton, veteranísimo piloto del cual puede aprender mucho en su maduración como piloto de F1: “Pero miro hacia atrás y necesitaba ese tiempo para aprender más sobre mí y ver cómo puedo mejorar. Por eso estoy tan feliz de tener a Lewis de compañero de equipo. Siento que estoy a un nivel muy fuerte y él me está empujando a ser aún mejor”, sentencia George Russell para concluir.

    Fuente: www.caranddriver.com