Se cumple un año del día en el que Max Vertappen logró consagrarse como campeón del mundo de la Fórmula 1 por primera vez en su carrera deportiva tras un trepidante final de temporada en el que se acabó decidiendo todo con un tardío adelantamiento en la última vuelta.

    Un final digno para una temporada espectacular

    La temporada 2021 de Fórmula 1 será por siempre recordada por la gran disputa por el título que se vivió entre Lewis Hamilton, en búsqueda de su octavo título, y Max Verstappen, con el objetivo de destronar a Hamilton y a Mercedes. Un año lleno de emoción, tensión, polémicas, colisiones y batallas entre los dos protagonistas.

    Y la temporada no pudo tener un mejor final que el que se vivió durante el Gran Premio de Abu Dhabi 2021. Con una carrera final donde los dos protagonistas llevaban empatados a puntos a la última carrera del año, algo que solo había ocurrido una vez en la historia de la categoría anteriormente.

    El piloto de Red Bull partía con ventaja, puesto que logró hacerse con la pole el día anterior en clasificación y saldría con neumáticos blandos, a diferencia de Hamilton que salía segundo y con neumáticos medios. Aunque, pese a la ventaja, Lewis logró adelantar a Max en la primera curva.

    El primer momento de tensión llegó en la misma primera vuelta, en la curva 6, cuando Verstappen, desesperadamente, buscó recuperar la posición lanzándose desde muy atrás para intentar adelantar. Dejó sin espacio al de Mercedes y este tuvo que recurrir a cortar la chicane, algo que posteriormente no le hicieron devolver la posición.

    La carrera continuó y el siete veces campeón del mundo tenía más ritmo que el #33 y se postulaba como favorito para alzarse con el título. Nada podía detener a Hamilton en la búsqueda del octavo título, hasta que ocurrió el milagro para los de Milton Keynes.

    This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Una vuelta final de infarto

    A falta de muy pocas vueltas, a los de Red Bull les llegó el momento que estaban esperando cuando Nicholas Latifi cometió un error en el último sector, golpeándose contra el muro y provocando que saliera un coche de seguridad.

    El coche de seguridad llegaba en un momento muy tardío, y no era seguro que la carrera fuese a acabar con acción en pista. Eso, sumado a que no contaba con la ventaja suficiente para salir por delante, hizo que Hamilton se quedase en pista, mientras Verstappen cambiaba sus neumáticos.

    Las vueltas pasaban y el coche de seguridad parecía no marcharse, creciendo la felicidad en el box de Mercedes. Sin embargo, el momento llegó y los comisarios anunciaron que el coche de seguridad se marcharía con una vuelta restante, dejándonos a los dos protagonistas juntos ante una última vuelta y con Verstappen teniendo la ventaja de neumáticos al haber hecho su parada.

    La carrera se reanudó y Verstappen no se detuvo, logrando completar el adelantamiento en la última vuelta para liderar y hacerse así con su primer título. Un final apoteósico para una temporada inolvidable.

    This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Consecuencias tras Abu Dhabi

    Sin embargo, el Gran Premio no estuvo exento de polémica, como no lo estuvo toda la temporada. Mercedes, tras concluirse la carrera, llegó a poner hasta dos quejas a la FIA para que cambiasen el resultado.

    El primero de ellos venía por parte que, durante el coche de seguridad, Verstappen llegó a adelantar momentáneamente a Hamilton mientras esperaba a que el británico relanzase la carrera. Esto fue algo momentáneo y que la FIA defendió como tal, aunque, para el año siguiente, recalcaron que no podrían ponerse en paralelo con otro piloto durante un coche de seguridad.

    La segunda queja vino por el procedimiento bajo el coche de seguridad, el cual fue erróneo y la FIA lo acabó aceptando y provocando que Masi perdiese su puesto, pero no cambió el resultado. Durante el coche de seguridad, los comisarios determinaron que tan solo se desdoblasen los coches que estaban entre medias de Hamilton y Verstappen, algo que, tras esto, no puede volver a suceder y se tienen que desdoblar todos los pilotos doblados. Por otro lado, se cometió el error de relanzar la carrera en la misma vuelta que los doblados se desdoblaron, algo que no puede ocurrir ya que hay que pasar por línea de meta una vez tras dejar que los doblados se vayan.

    Fuente: www.caranddriver.com