Günther Steiner y el equipo Haas han pasado por todo en 2022; la marca americana, que acostumbra a protagonizar escándalos y situaciones surrealistas, ha tenido este año primero que hacer frente a la rescisión de Nikita Mazepin, buscar reemplazo en tiempo récord, triunfar en las primeras carreras para desinflarse poco a poco, y finalmente resarcirse de todos sus males con la pole en el Gran Premio de Sao Paulo, conseguida por Kevin Magnussen bajo la lluvia brasileña.

    Ahora, con la temporada 2022 ya en el cajón, Steiner aprovechó ayer una ceremonia en honor a Kevin Magnussen – galardonado con el Trofeo Lorenzo Bandini, en Faenza– para lanzarse de lleno a pronosticar sobre 2023.

    Motor que asusta

    Así, Steiner ha robado gran parte de los focos a Magnussen, utilizando el acto para compartir algunas revelaciones: “El jueves estuve con Mattia Binotto y me dijo que el motor de la próxima temporada será una bomba”, lanza el mandatario italiano, en referencia a la mejoría en una unidad de potencia que sin embargo debería de tener poco margen para la evolución a causa de la congelación del desarrollo de motores.

    En Emilia Romaña hay mucho entusiasmo por Ferrari, y si va a ser competitiva también será positivo para nosotros, ¡porque significará que la unidad de potencia de la próxima temporada será competitiva!”, prosiguió el jefe de equipo en Haas sobre sus esperanzas en el nuevo propulsor que les ofrezca Ferrari, y también refiriéndose a la región en que se otorgó el galardón a Kevin Magnussen, próxima al circuito de Imola.

    En modo reconstrucción

    Por otro lado, Steiner habló sobre la nueva posición de Haas en el campeonato tras el descalabro de 2021, gracias a una meritoria labor de recuperación: “Hemos tenido dos años difíciles con la pandemia, pero el campeonato que acaba de terminar salió bien, pero también pudo haber sido mejor”, valora el mandamás, satisfecho a medias por el desempeño de su equipo en un año en que han ido de más a menos.

    Lo consideramos un año de crecimiento: Magnussen nos dio una pole position que no estaba en los planes y queremos seguir creciendo en 2023. El objetivo es dar otro salto de calidad en clasificación, luchar siempre por los puntos y algún día subir al podio”, comparte el italiano, sobre las metas fijadas para un 2023, donde volverán a apostar por la experiencia en su dupla de pilotos, al reunir a Kevin Magnussen con Nico Hülkenberg.

    Ya veremos, el año que viene tendremos un monoplaza que supondrá un paso adelante. Y esperamos volver a vencer a AlphaTauri este año…”, finaliza Günther Steiner, en una declaración de intenciones refiriéndose al equipo de la región en que se econtraban, AlphaTauri.

    Fuente: www.caranddriver.com