La “silly season” de jefes de equipo en la Fórmula 1 explotó en la mañana del día de hoy con múltiples movimientos y muchos rumores confirmados. Desde Binotto, hasta la confirmación de que Seidl se irá a Sauber.

    Los cambios de equipo

    Todos los cambios vienen derivados de la primera confirmación de todas, la cual ocurrió hace ya varias semanas. Mattia Binotto, tras múltiples rumores, acabó dimitiendo del equipo Ferrari, dejando su puesto de jefe de equipo de los de Maranello libre.

    Dicho puesto ha sido finalmente ocupado por Vasseur, tal y como se estaba rumoreando. Alfa Romeo confirmó esta mañana que el francés no seguiría con ellos tras seis años en su estructura, y minutos más tarde la Scuderia emitió el comunicado anunciando su llegada.

    Eso dejó la plaza vacante en Alfa Romeo, y así se ha quedado finalmente por ahora. Aún así, quien ha llegado nuevo al Grupo Sauber es Andreas Seidl, quien era jefe del equipo McLaren, y pasará a ser el CEO de los suizos.

    Así, el alemán dejó libre su puesto en Woking, el cual finalmente ha sido elegido Andrea Stella para sustituirle. El que era director ejecutivo de carrera de los de McLaren asciende de puesto tras llevar en el equipo británico desde 2015, año en el que llegó proveniente de Ferrari junto a Fernando Alonso.

    Puestos aún sin cubrir

    Sin embargo, pese a todos estos movimientos aún han quedado huecos que quedan sin cubrir, por lo que este terremoto en forma de “silly season” para los jefes de equipo no ha terminado aún.

    Para empezar, Jost Capito dejó en el día de ayer su puesto, quedando libre el gerente alemán y libre el puesto de jefe del equipo Williams a falta de que los de Grove anuncien su sustituto.

    Por otro lado, la otra vacante disponible actualmente es la del jefe del equipo Alfa Romeo. Tras la marcha de Vasseur, el puesto ha quedado libre y no ha sido sustituido por Seidl, por lo que aún quedará esperar para saber quién se sentará en dicho puesto.

    Por último, falta por saber qué futuro le deparará a Mattia Binotto tras su salida de Ferrari. El italo-suizo aún no tiene destino al que ir cuando concluya su contrato con Ferrari y, al menos, en Mercedes ya tendría las puertas cerradas.

    Fuente: www.caranddriver.com