• Hamilton salió 5º en la parrilla pero los accidentes le pusieron el GP al alcance de la mano.
  • La lluvia, los tres coches de seguridad y una combinación de neumáticos Intermedios y Ultrablandos claves de la carrera.
  • Todos los neumáticos que llevó Pirelli se vieron en carrera; Lluvia Extrema, Intermedios, Bandos, Superblandos y Ultrablandos.
  • La rápida evolución de la pista permitió romper todos los registros de Marina Bay en la segunda mitad de la carrera.

Por primera vez en su historia, el Gran Premio de Singapur fue una carrera en agua, con los seis primeros coches comenzando con el neumático Intermedio y una mezcla de Extremos e Intermedios más atrás en la parrilla. En la primera mitad de la carrera hubo dos períodos de Safety Car, con la pista todavía húmeda, que fueron utilizados por algunos pilotos para cambiar de neumáticos Extremos a Intermedios, mientras que Daniel Ricciardo, que había comenzado con los Intermedios, optó por cambiar a un nuevo conjunto de Intermedios Nuevos. Por esa parada añadida el piloto de Red Bull terminó finalmente en segundo lugar detrás del Mercedes del ganador de la carrera Lewis Hamilton. La pista finalmente se secó después de la reanudación y ya Kevin Magnussen de Haas y Felipe Massa de Williams en la vuelta 24 fueron los primeros pilotos que cambiaron a slicks. Una vez que los demás comprobaron que era la decisión correcta todos cambiaron a slicks con la mayoría optando por el Ultrablando aunque Carlos Sainz de Toro Rosso puso Superblando y Ericsson de Sauber Blando.
Carlos Sainz (Toro Rosso), Jolyon Palmer (Renault) y Stoffel Vandoorne (McLaren) obtuvieron sus mejores resultados en la Fórmula 1, mientras que Hamilton estableció un nuevo récord de carrera de 1’45”008 con el Ultrablando, más de dos segundos más rápido que la vuelta más rápida del año pasado.
Lewis Hamilton ganó la carrera usando una estrategia de una sola parada (como se predijo), pero lo que nadie esperaba era que sería de Intermedio a Ultrablando en la vuelta 29. Ricciardo, que quedó segundo detrás de él, optó por coger un nuevo conjunto de Intermedios Nuevos bajo el coche de seguridad, pero también utilizó una combinación de Intermedio y Ultrablando. El piloto mejor clasificado de los que salió con Lluvia Extrema fue Sergio Pérez (Force India), quien terminó quinto.

MARIO ISOLA: “El inicio de la carrera era un territorio desconocido para todos porque nunca se había corrido en Singapur de noche y con agua. Esta incertidumbre táctica fue agravada por el triple accidente que provocó la salida del coche de seguridad inmediatamente después del inicio, lo que significó que la estrategia idónea era principalmente una cuestión de reaccionar bien a las circunstancias cambiantes de la carrera. Los intermedios eran generalmente la mejor opción para las condiciones durante la primera mitad de la carrera, aunque los Extremos también trabajaban bien en una pista que se estaba secando muy lentamente. Una vez que la superficie estuvo seca, la evolución de la pista mejoró rápidamente, con todos aparte de Carlos Sainz (que condujo una carrera fantástica) optando por terminar el Gran Premio con el Ultrablando.

Con gomas de Lluvia Extrema el más rápido fue Hulkenberg que hizo 2’06”580, con Intermedios Hamilton con 1’58”469, con Superblandos Sainz (el único que los usó) hizo 1’46”537 y la vuelta rápida de carrera se la adjudicó Hamilton con Ultrablandos con 1’45”008.

Los stints más largos de cada compuesto fueron el de 19 vueltas de Lluvia Extrema de Wehrlein, 29 de Hamilton con Intermedios, 4 de Ericsson con Blandos, 41 de Sainz con Superblandos y 32 de Stroll con Ultrablandos. [fuente; Pirelli F1]