Kimi Raikkonen estableció la vuelta más rápida en las pruebas de neumáticos Pirelli en Yas Marina en la jornada del martes, cuando los equipos probaron por primera vez los compuestos de 2018. Sin embargo, fue Robert Kubica quien recibió la mayor atención de los medios, en su reaparición rodando con Williams.

Kubica, que está siendo considerado para una posible vuelta a las pistas en 2018, registró 100 vueltas en el FW40, lo que equivale a casi dos grandes premios de Abu Dabi, y terminó el día octavo en la tabla de tiempos.

Raikkonen, que hizo solo una vuelta menos que el polaco, estableció su mejor tiempo en 1’37”768, con el nuevo compuesto Hiperblando de Pirelli, que es ‘dos pasos’ más blando que el Ultrablando de 2017.

El campeón Lewis Hamilton, Daniel Ricciardo y Romain Grosjean también superaron la centena de vueltas y sus mejores registros personales estuvieron entre los cuatro mejores del día junto con el del finlandés de Ferrari.

El canadiense Lance Stroll, reemplazó a Kubica en Williams por la tarde y, aunque sólo rodó 29 vueltas, superó a Fernando Alonso con el quinto mejor tiempo de la jornada.

McLaren fue el único equipo al que le permitieron utilizar dos autos simultáneamente en la prueba, después de que su test de neumáticos tras el GP de Brasil tuvo que ser suspendido por problemas de seguridad y entre Fernando Alonso y Oliver Turvey acumularon 220 vueltas, a pesar de que el asturiano tuvo un choque a primera hora del día que hizo ondear la bandera roja, pero su equipo reparó rápidamente el McLaren.

De los dos jóvenes pilotos vistos en acción, Nikita Mazepin de Force India terminó delante de Sean Gelael con Toro Rosso.

FERNANDO ALONSO declaró tras la jornada:
“Ha sido un día muy positivo. Ha sido muy útil para nosotros poder tener una lectura sobre los neumáticos de 2018. Han dado buenas sensaciones, he sentido que rendían bien y que la degradación estaba bajo control, así que en general me he sentido bien. He rozado el muro esta mañana y hemos perdido algo de tiempo sobre la pista, pero los mecánicos han hecho un gran trabajo para arreglar el coche y han hecho posible que pidiera salir de nuevo antes del parón de la comida, con lo que he podido completar el programa entero. Para mí ya ha terminado la temporada de 2017 y, desde hoy, me centro completamente en el año que viene. Queda un día más de test aquí en Abu Dabi y les deseo a Stoffel y a Lando un día muy productivo mañana. Seguiré los resultados desde casa y estaré en la fábrica pronto para preparar el asiento y para trabajar sobre el desarrollo del coche para 2018. Se están haciendo muchas cosas y estoy muy contento con la dirección que estamos tomando para el año que viene”.
[Fuente; McLaren Media]