Tras la primera etapa larga en la que se abrieron los primeros huecos en la tabla el domingo, las dunas de Ica han vuelto a honrar a los pilotos con su presencia hoy lunes, obligándoles a demostrar sus dotes para la navegación y la conducción sobre estos templos de arena. Era mucho el tiempo que debían recuperar quienes quedaron rezagados la víspera antes de poner rumbo a San Juan de Marcona y sus infinitas playas de arena fina.

En motos Sam Sunderland ya ha enderezado el rumbo. Tras descolgarse la víspera, el ganador de 2017 se ha adjudicado su segunda victoria en tres días y lo ha hecho con una jugosa ventaja sobre sus rivales. Kevin Benavides y Toby Price han minimizado el daño, no así Matthias Walkner y Adrien van Beveren, que ha llegado a meta con 13 minutos de retraso sobre el tiempo de referencia.

También ha brillado hoy con luz propia Nasser Al-Attiyah en coches, quien ha firmado una brillante recuperación tras el mal día de ayer. El catarí ha dominado la etapa de principio a fin y se ha desmarcado metódicamente de la armada Peugeot para recuperar parte de su retraso en la general. La clasificación provisional, no obstante, sigue liderada con comodidad por el siempre sólido Stéphane Peterhansel.

La peor noticia de la jornada fue un gran accidente de Nani Roma a falta de un kilómetro para acabar la jornada. Pese al impacto y, tras superar momentos de aturdimiento por el golpe, Nani pudo reemprender la marcha y cruzar la línea de meta en decimosexta posición, conservando la décima plaza de la clasificación general. Los médicos de la organización le apreciaron un leve traumatismo craneal y siguiendo el protocolo de la carrera le evacuaron en helicóptero a la Clínica Angloamericana de Lima, para realizarle las pruebas oportunas y valorar junto con el piloto su continuidad en la carrera. ¡Ánimo Nani!

En camiones Federico Villagra ha estrenado su marcador particular en el Dakar en esta su tercera participación en camiones tras imponerse por la mínima al líder de la general Eduard Nikolaev en los últimos compases de la especial.

Por su parte Joan Barreda ha vivido un auténtico calvario al final de la especial. El piloto oficial de Honda se ha saltado un way point y ha debido deshacer el camino una quincena de kilómetros antes de dar con la ruta adecuada. Saldo de la operación: 28 minutos perdidos respecto del ganador del día. Barreda tendrá ahora que atacar, y de qué manera, para recuperar el tiempo perdido y cruzar los dedos para que sus rivales den algún paso en falso.

Nasser Al-Attiyah está sacándole chispas a las cualidades dinámicas de su nuevo Hilux ya que cuenta con 80 kg menos y 3 cm más de recorrido en las suspensiones en su Toyota por una de las modificaciones permitidas en el reglamento FIA que acaba de entrar en vigor para reequilibrar al rendimiento entre las dos y cuatro ruedas motrices.

Tras la etapa, Nasser Al-Attiyah declaraba: “Hemos pinchado dos veces, una en la primera especial y la segunda a unos treinta kilómetros de la meta. Habremos perdido unos tres minutos, lo cual no ha sido grave porque pese a ello hemos ganado la etapa. Por supuesto que hemos atacado, pero no como unos locos. Las diferencias no nos preocupan porque aún queda mucha carrera por delante. Mañana nos toca abrir pista, pero no será tan difícil como ayer porque tendremos las marcas de las motos”.
[Fuente; Media Content Dakar]

Para mañana martes 9 de enero, la cuarta etapa de San Juan de Marcona a San Juan de Marcona de 444 km totales y de ellos 330 cronometrados.

Marc Coma dice de ella: “La playa donde se activa el cronómetro es perfecta para una salida en línea, con bellas filas de a 15 para las motos, y concursos de aceleración de cuatro en cuatro para los coches. Tras esta sesión de sprint en la playa, los pilotos iniciarán uno de los sectores arenosos más largos que ha abordado el Dakar: ¡Un total de 100 kilómetros, con dunas de todos los tamaños! Las distancias pueden alargarse en esta especial, sobre todo porque el último cañón será difícil de encontrar…”