• Daniel Ricciardo ganó el GP de Mónaco saliendo desde la pole usando una estrategia de una sola parada de hiperblandos a ultrablandos
  • La gestión de la degradación del compuesto hiperblando ha sido clave
  • Nuevo récord de vuelta rápida de carrera a pesar de que en general resultó bastante lenta
  • Los tres compuestos nominados se han visto a lo largo de la carrera en una gran variedad de estrategias diferentes

Carrera GP Mónaco

La mayoría de los pilotos adoptaron una estrategia de una única parada en el Grand Premio de Mónaco, la carrera que exige la menor cantidad de energía a los neumáticos del todo el año, donde la gestión de la degradación fue, sin embargo, vital para obtener un buen resultado.

Ésto fue clave para que el piloto de Red Bull Daniel Ricciardo ganara la carrera desde la pole position utilizando el nuevo compuesto hiperblando P Zero Rosa, junto con el resto de los pilotos en el top 10 de la parrilla. Su firme control de la primera posición combinado con la dificultad extrema de los adelantamientos sobradamente conocida en esta pista produjo una carrera bastante lenta.

El tiempo récord de la vuelta cayó en la última parte de la carrera gracias a Max Verstappen, de Red Bull que cambio de neumáticos ultrablandos a hiperblandos después de 47 vueltas.

El mejor piloto en meta que empezó con un compuesto diferente fue el de Renault Nico Hulkenberg, que salió desde la 11ª posición en la parrilla y terminó en octavo lugar adoptando una estrategia alternativa de una sola parada, pero de ultrablando a hiperblando.

La carrera se desarrolló en condiciones cálidas y secas a pesar de una ligera lluvia caída una hora antes de la salida, a temperaturas ambiente de 18 grados centígrados y de 32 en la pista.

MARIO ISOLA – Jefe de Pirelli coches: “Vimos en Mónaco una mezcla de estrategias mucho más mixta de la que hemos visto en años anteriores, cumpliendo el nuevo hiperblando el papel que esperábamos que jugara aquí, añadiendo otra variable más a la mezcla competitiva. El resultado fue el tiempo de carrera más rápido que se haya visto nunca en Mónaco, gracias también a un neumático que los pilotos utilizaron en la calificación y el gran premio. Con el circuito en constante evolución y un nuevo compuesto al que enfrentarse, la mayoría de los pilotos consiguieron sacarle el máximo partido de acuerdo a sus diferentes estrategias”.

Los mejores tiempos por compuesto han sido la vuelta rápida de carrera de Verstappen con ultrablandos de 1’14”260, con hiperblandos la mejor vuelta la firmó Hamilton con 1’16”270 y la más rápida con superblandos la dio Sirotkin en 1’15”325.

Los stints más largos por compuesto fueron los de Bottas, Ericsson y Magnussen con la friolera de 61 vueltas en superblandos, Hamilton utilizó un mismo juego de ultrablandos durante nada más ni nada menos que 66 vueltas y, con hiperblandos, el que más exprimió un mismo juego fue Gasly rodando 37 vueltas.
[fuente y fotos © Pirelli Media]