Balance y declaraciones del equipo Wayne Taylor Racing tras el ROAR Before the Rolex 24 Daytona 

  • El más rápido en la general: Oliver Jarvis en el Mazda Team Joest DPi #77 con un tiempo de 1’33”398  (récord no oficial)
  • Mejor vuelta del Konica Minolta Cadillac DPi-VR #10: la sexta vuelta de la qualy de Jordan Taylor en 1’34”431

Los pilotos a tiempo completo del Konica Minolta Cadillac DPi-VR, Jordan Taylor y Renger van der Zande, acompañados por el tercer y cuarto piloto Kamui Kobayashi y Fernando Alonso, cerraron el evento anual del Roar Before the Rolex 24 Test Days ayer domingo al marcar el sexto mejor tiempo de los 47 coches en una sesión de calificación simulada utilizada para determinar las ubicaciones de los pits y garajes para el fin de semana de la carrera de las 24 Horas. Regresarán al Daytona International Speedway en menos de tres semanas para la celebrar la 57ª edición de la Rolex 24 de Daytona, la prueba de maratón de resistencia que abre la temporada del  IMSA WeatherTech SportsCar Championship del 26 al 27 de enero.

Taylor, Van der Zande y el equipo Nº10 del Konica Minolta Cadillac DPi-VR, vencedores de la Rolex 24 en 2017 y que lograron clasificarse en la pole para el evento de las 24 Horas del año pasado, tuvieron un trabajo relativamente fácil para aclimatar al expiloto de Fórmula 1 y actual piloto del Mundial de Resistencia WEC el japonés Kamui Kobayashi, y al dos veces campeón de Fórmula 1 el español Fernando Alonso, a su nuevo entorno y al icónico autódromo. Los cuatro pilotos se turnaron para marcar las vueltas más rápidas del equipo en las primeras cuatro sesiones de entrenamientos del fin de semana, viernes y sábado.

La vuelta de Taylor de 1’36”407 a lo largo de 3.56 millas y 12 curvas del circuito de Daytona, fue la segunda más rápida de la general en la jornada de apertura del viernes y la de Kobayashi de 1’36”596 el viernes por la tarde fue la más rápida de la segunda sesión.

Por su parte Alonso rodó en 1’35”052 el sábado por la mañana realizando la segunda vuelta más rápida de la general, y la de Van der Zande de 1’34”534 por la tarde del sábado fue la más rápida de todas las realizadas. El equipo se centró únicamente en los cambios de pilotos en lugar de buscar la mayor velocidad general durante la tradicional sesión nocturna del sábado, cuando la mejor vuelta del equipo de Kobayashi de 1’35”398 fue la sexta más rápida en general.

El domingo fue Taylor el encargado de comenzar la jornada y dio una mejor vuelta de 1’34”894 siendo el quinto mejor en la general antes de realizar la sesión de calificación simulada de 15 minutos. Su mejor vuelta de la sesión se vio afectada por un fuerte impacto en el fondo plano del coche cuando negoció la chicane de la pista conocida como la ‘parada de autobús’, que interrumpió temporalmente el sistema de dirección asistida del coche. Aun así, pudo continuar y registrar la sexta mejor vuelta general de la sesión y la mejor del equipo del fin de semana con un tiempo de 1’34”431 a un promedio de 135.711 millas por hora. El equipo optó por no correr la séptima y última sesión de entrenamientos del domingo por la tarde tras ese incidente en la qualy.

Los coches #77 y #55 del Mazda Team Joest dominaron la sesión de calificación simulada del domingo, liderada por la vuelta de 1’33”398 de Oliver Jarvis en el Mazda DPi #77 que realizó la mejor vuelta de la historia y su compañero de equipo Harry Tincknell estuvo muy cerca detrás suyo con una vuelta de 1’33”423. Casi un segundo detrás acabó un grupo de cinco coches DPi separados por sólo 17 centésimas de segundo, liderado por Ricky Taylor en el #7 del Team Penske Dpi, cuya mejor vuelta fue de 1’34”261.

El #10 del Konica Minolta Cadillac DPi-VR registró 165 vueltas en total durante los tres días de pruebas, lo que totalizan 587.4 millas.

El fin de semana de carreras de la Rolex 24 comienza con la práctica y la calificación el jueves 24 de enero, y la prueba comenzará el sábado 26 de enero a las 20:15 hora peninsular española.

JORDAN TAYLOR, piloto del #10 Konica Minolta Cadillac DPi-VR:
“Creo que es difícil saber con certeza el ritmo donde estamos, pero creo que desde el punto de vista del coche hicimos muchos progresos con algunos cambios. También ha sido bueno hacer rodar a Alonso y Kobayashi para que se sientan cómodos en cuanto al manejo, ergonomía y seguridad. De eso se trata realmente esta prueba, de hacer que todos se sientan cómodos, practicar el cambio de piloto, (rutinas a las que no estamos acostumbrados), y los procedimientos de parada en boxes. Creo que tenemos una gran ventaja para la carrera. Cuando regresemos a Daytona será sólo una cuestión de ajuste. Sabíamos que esos pilotos encajarían realmente bien en el equipo. Se trata de entender las diferencias de estilo de conducción, que les guste el mismo tipo de automóvil que nos gusta a nosotros, la misma configuración, si necesitan inserciones grandes o lo que prefieren con los cinturones de seguridad. Pero encajan super bien y traen un montón de experiencia, así que ha sido interesante escuchar sus comentarios y sus ideas. Tienen tanta experiencia que aportan nuevas ideas que tal vez no pensábamos en la configuración y el estilo de conducción. Creo que nunca se deja de aprender y éstos son dos pilotos de los que podemos aprender mucho. En la calificación, el coche se dañó en la ‘bus stop’ en nuestra mejor vuelta cronometrada. Si hubiéramos podido dar un par de vueltas más, podríamos haber estado en línea con los otros Cadillacs, pero es sólo el ROAR, así que no es el fin del mundo “.

RENGER VAN DER ZANDE, piloto del #10 Konica Minolta Cadillac DPi-VR:
“Ha sido una prueba interesante, y hemos completado todo lo previsto. Todos los pilotos tuvimos un tiempo suficiente sobre el coche. Lo mío era acostumbrarme a los neumáticos Michelin y creo que son muy fáciles de ajustar. Estoy feliz de ver el ritmo de promedio entre todos nuestros pilotos. Además, una cosa muy importante es conseguir ajustar bien los cambios de pilotos. Todavía hay que hacer algunos ajustes con la configuración del coche y en algunas otras áreas. Creo que el ROAR ha sido una muy buena prueba para nosotros”.

KAMUI KOBAYASHI, piloto del #10 Konica Minolta Cadillac DPi-VR:
“Como esperábamos, creo que el equipo trabajó muy bien y tenemos muy buenas sensaciones. Sabemos lo que tenemos que hacer. Creo que todos tenemos suficiente experiencia para este tipo de carrera. Simplemente colaboramos con nuestra experiencia para actualizarnos unos a otros. Creo que en general hemos visto algunas cosas muy positivas. Algunas cosas salieron muy bien y trabajamos bien juntos. Ésta fue mi primera prueba con el equipo, así que hemos tenido un buen comienzo. Tenemos algunos deberes que hacer para volver aún más fuertes en la carrera de las 24 Horas. Nuestra expectativa es ganar la carrera. Me siento muy feliz de estar aquí y muy orgulloso de pilotar para este equipo. Creo que disfrutamos y nos conocemos bien; nos comunicamos muy bien entre nosotros. Siempre estoy buscando cosas nuevas que sean emocionantes Es sorprendente lo diferente que es la pista en comparación con los circuitos de Europa, ya que los espectadores están muy cerca de los pilotos. Es muy bonito. Básicamente, vengo de un mundo completamente opuesto a lo que se vive aquí. Disfruto de este lugar y es una buena explicación de por qué Estados Unidos tiene tantos fans en las carreras de deportivos, NASCAR, Indy… Ésto es muy divertido para los pilotos”.

FERNANDO ALONSO, piloto del #10 Konica Minolta Cadillac DPi-VR:
“Todo salió bien; un buen fin de semana de pruebas. Acostumbrándome al coche, ya que fue la primera vez para mí con el Cadillac y con el equipo. Me acomodé, pasé por toda la filosofía que tiene el equipo de Konica Minolta Cadillac y fue bastante agradable. Gran equipo, grandes personas, y me sentí muy feliz con el pilotaje y con el equilibrio del coche desde el principio. Conocía la pista del año pasado, así que tenía esa ventaja. Fue sólo centrarme en cómo funciona el equipo y en cómo querían afrontar estos entrenamientos. Creo que hicimos algunas mejoras en el coche. Aprendimos un par de cosas que podemos implementar para la Rolex 24. Tenemos un equipo sólido: todos los pilotos tienen la experiencia y la velocidad suficientes, con suerte, para correr consistentemente rápido. Es una carrera muy larga y todo tiene que seguir tu camino porque son muchos los factores diferentes que determinan quién gana estas largas carreras. Por nuestra parte, sólo tenemos que mantener la concentración alta, realizar la carrera lo mejor que podamos y ayudar al equipo con nuestros comentarios y con nuestro cuidado con el coche durante las 24 horas”.

WAYNE TAYLOR, propietario del #10 Konica Minolta Cadillac DPi-VR:
“Ha sido un buen fin de semana para nosotros. Nuestros dos nuevos pilotos, Fernando Alonso y Kamui Kobayashi, fueron inmediatamente muy rápidos con el coche. Se acomodaron con todo, de una forma muy profesional, sin egos. Se llevan muy bien con Jordan y Renger. Todos corrían casi al mismo ritmo, lo que es algo muy positivo. No es frecuente que tengas cuatro pilotos que hagan los mismos tiempos por vuelta. Así que ésto es una ventaja para nosotros. Tuvimos un problema en la calificación. Jordan golpeó una rueda, desconectó la dirección asistida y rompió parte del fondo del coche. En cuanto a los Cadillacs, todos estamos muy cerca, en una décima de segundo. Sabemos que hemos usado todo lo que teníamos – no dejamos nada sobre la mesa para calificar. Ahora, es cuestión de volver al trabajo estas próximas semanas para incorporar las cosas que aprendimos y volver preparados para el fin de semana de la carrera”.
[fotos © Brian Cleary/bcpix.com/Wayne Taylor Racing]

Los tiempos de la Qualy en este enlace

Mejor vuelta de cada piloto aquí